Alternativas a Transformers

Hay gente que odia la Navidad y gente que odia a Hollywood, mientras ambos odios son increíblemente ridículos (¿por qué odiar lo que a otros hace feliz y no te hace daño?), entendemos porque entre los rangos del Mórbido Army algunos no quieren ver Transformers: La Era de la Extinción, así que les tenemos algunas alternativas que también incluyen robots (o androides o ciborgs o similares) que quieren salvar al mundo y que son mórbidamente aceptables.

RoboCop

Obviamente hablamos de la fabulosa película de 1987, cuando cuente hasta tres todos olvidaremos la versión moderna. 1… 2… 3. Muy bien, RoboCop era una cinta que tenía todo lo que tenía el cine dela moribunda Guerra Fría ochentera: explosiones, violencia innecesaria al por mayor, personajes que dicen cinco o seis groserías por cada frase que enuncian, una historia de acción armada con palillos y actores que años después estarían en los roles más extraños.

La historia es simple: Alex Murphy es un oficial de policía típico de cine gringo: perfecto, de ojos claros y obediente de la ley. Es esto lo que lo lleva a enfrentarse a Clarence Boddicker: el criminal más peligroso de Detroit. Clarence y su pandilla roban un banco y Murphy y su compañera Lewis intentan detenerlo. Murphy se encuentra a merced de la pandilla y sus escopetas recortadas.

Después de una secuencia muy violenta los pedazos que quedan de Murphy son sometidos a horas de operaciones y procedimientos tecnológicos experimentales, que resultan en RoboCop (no te dejes engañar por el título, ya que es una especie de zombie-robot-policía experimental). Ahora RoboCop debe enfrentarse a su muerta humanidad, a robots asesinos y, por supuesto, a Clarence y su pandilla.

Ghost in the Shell

La década de los 90 fue en la que el mundo en realidad cambió: cayó el muro de Berlín, la Unión Soviética desapareció, se terminó la Guerra Fría, Internet comenzó a llegar a los hogares de la gente y el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica comenzó a llevar al primer mundo a Latinoamérica. El mundo le comenzó a quedar más cerca a todos.

Y fue así como el anime saltó de una ligera oscuridad a la gente de todo el mundo, y Ghost in the Shell fue una de sus creaciones más impactantes. La Sección 9 nació en respuesta a los sofisticados y altamente tecnólogicos crímenes que vivía Japón, su operativo más efectivo es la ciborg Motoko Kusanagi, que se enfrenta no sólo a criminales muy peligrosos, sino también a sus dudas existencialistas a raíz de ser en una muy pequeña parte… humana.

Una creación cyberpunk como hay pocas, Ghost in the Shell narra una misión de la Sección 9 de la policía de Japón, que se encuentra en búsqueda de un hacker conocido como el Puppet Master, pero en un mundo donde la gente puede conectar directamente su cerebro a la red, un hacker es increíblemente peligroso.

Ghost in the Shell pasó de ser un manga a ser una adaptación en video y después a miniseries llamadas Stand Alone Complex, una segunda película: Innocence y una serie de OVAs llamados Arise.

Blade Runner

En teoría la mayoría debería conocer Blade Runner, la realidad es otra. Ridley Scott solía hacer muy buen sci-fi y Blade Runner es la muestra perfecta, incluso podría ser la responsable por cambiar la forma en la que se hacía sci-fi.

La película está basada en una novela corta de Philip K. Dick. Muy ligeramente basada. Harrison Ford se encontraba en la cúspide de su carrera y al enfrentarse a una película que poca gente entendía y que menos recomendaron, dudaba que llegaría lejos. Blade Runner no recibió buenas críticas, no fue un éxito en taquilla, pero unos años después fue redescubierta y se convirtió en uno de los mayores filmes de culto de las últimas décadas.

Deckard es un Blade Runner, un tipo dedicado a “retirar” androides que ya cumplieron su tiempo de vida y deciden huir para evitar ser destruidos. Seis replicantes, el nombre que llevan los androides, han escapado de una colonia minera espacial y llegan a la Tierra, es trabajo de Deckard encontrarlos y enfrentar una terrible espiral en descenso donde se cuestiona la humanidad del humano y del robot.

La ambientación de la películas es genial, un mundo en decadencia, una Tierra en la que hay poca vida animal y vegetal, la gente habita en arcologías y no hay mucho en el futuro de la mayoría, excepto esperar poder juntar dinero suficiente para irse a vivir a las colonias fuera del planeta o a tener dinero suficiente para comprar una mascota robótica. Blade Runner es tan gris como el mejor cyberpunk que puedas desear.

Salvador García
Sígueme

Salvador García

Resuelvo problemas digitales at Mórbido
Cuando tenía diez años declaré que Alice Cooper era mi abuelito. Mis padres no lo encontraron divertido y se preocuparon. Hoy, hasta ellos están convencidos, es posible que Alice Cooper haya sido mi abuelo, al menos en otra vida.
Salvador García
Sígueme

Latest posts by Salvador García (see all)

.

Pin It on Pinterest

Esparce la Infección