Bidibi babidi bui: La moda y la brujería como reflejo social- Parte 1

BANNERMM6

*La sexta edición de Mórbido Magazine sobre moda está disponible en Walt Mart, Sanborns, Blockbuster, Comercial Mexicana y en nuestra tienda en línea de Kichink.

Por Cutberto Enriquez Pineda

Hace poco tiempo que, realizando algunos experimentos alquímicos, falló mi concentración. Pensando en un amor perdido, en vez de mezclar leche de unicornio, vertí sangre de dragón en la mezcla, provocando un ser al que no esperaba invocar. Una Leanna Sidhe. Es verdad que las leyendas no erraban en mencionar la delicia y belleza que es estar junto a una de las hijas de Dahna. Sin embargo, estaba prevenido del precio de sus consejos. Preparándome un café, esperando recobrar la consciencia y así poder sacar a la fémina de mi laboratorio, me llamó la atención que sus ropas no se asemejaban a las clásicas ideas del mundo feérico. Fue entonces cuento me puse a reflexionar sobre el papel del vestido en los seres, en la moda.

Generalmente pensamos que la moda es sólo una suerte de movimiento cíclico. Un uso interminable que recicla tendencias. Sin embargo, la moda ha servido quizás como articulador social y como herramienta de identidad. Ha integrado a muchos y a sus sueños colectivos.

Pensar en brujas y moda nos hace pensar de inmediato en una mujer vestida de negro, con una escoba, una capa y sombrero cónico como accesorios. Una reminiscencia directa al vestido puritano. Incluso, hay corrientes de la magia que lo validan como una forma de entrar en contacto con el más allá y las presencias preternaturales de una forma más… fácil. La capa es un escudo, una protección; la escoba, un arma y una herramienta y el sombrero, una antena para percibir y canalizar la magia.

The Wicked Witch of the West

The Wicked Witch of the West

Este estereotipo de la bruja es moderno y muy focalizado a su origen. Basta pensar con Salem, la cultura Estadounidense de esos tiempos, el folclor y los procesos en los cuales se veían involucradas las mujeres cuando se les acusaba de brujería.

Esta idea, en definitiva, no es la misma que se tiene de las tradiciones afro paganas, del espiritismo y el chamanismo, ni tampoco de las Wicca.

El negro destaca pero, ¿por qué? El negro no es un color. Pero, por ejemplo en una escena de American Horror Story: Coven, vemos que Fiona Goode insiste en que las brujas utilicen ropa negra para su excursión por Nueva Orleans. Ella misma se enfunda en un conjunto de la casa de modas, Chanel.

AHSC

El año 2013 destaca por la nueva apropiación del modelo de la bruja. Por ejemplo, la colección Primavera/Verano 2013 de Yves Saint Laurent, en la que muestra una criticada exposición de la apropiación de la brujería. Mecánica para algunos especialistas.

Heidi Slimane, diseñadora para YSL, retoma ideas, características, claves y texturas de las brujas para su criticada, pero hermosa, colección.

Un mes después, Leyre Valiente se apoderó de la Semana de la Moda en Madrid, para exponer no sólo su colección, Malleus Maleficarum, sino una compleja idea detrás de ella, la cual hacía referencia a la cacería de brujas.

Vale mucho la pena ver el video: Malleus Maleficarum from Mordisco Films on Vimeo.

¿Será que las brujas están de moda? Y si es así, ¿por qué? Algunas sociedades actuales son impacientes, están acostumbradas a una producción en masa y al consumo, a la celebración de su propio hedonismo. Retrasando por todos los medios, el enfrentamiento a su propia muerte. Las identidades alternativas se nutren constantemente y crecen formando híbridos.

Las brujas siempre han tenido un lugar importante dentro del folclor, la cultura pop y, en general, del imaginario colectivo. Desde  los personajes malvados como las brujas de Hansel y Grettel Maléfica, hasta las bellas y serviciales como Samantha de Bewitched. O las

La propia figura de las brujas se muestra como el de una mujer astuta, inteligente, bella y poderosa. En tiempos antiguos no se dudaba el quemar a una mujer bella, que supiera utilizar sus encantos y su inteligencia para lograr sus objetivos. En tiempos más modernos, uno de esos ejemplos podría ser el de las hermanas Halliwell de Charmed, que se muestran como mujeres fuertes, independientes, dueñas de su destino y su sexualidad. O Hermaione Granger, quien empieza su viaje en el mundo de la magia con un perfecto uniforme, y termina bailando al compás de David Bowie.

Si quieres leer la segunda parte de esta entrada, da click aquí

.

Pin It on Pinterest

Esparce la Infección