“Somnia”: no es otra película de terror (porque de hecho, no es de terror) [Reseña]

Por Cremance

“Somnia: Antes de Despertar” (Before I Wake, 2016) es la nueva película de Mike Flanagan, a quien recordamos sobre todo por “Oculus” (2013), bien llamada “El espejo del mal” en España y que resume la premisa de dicha película.

En “Somnia”, Jessie (Kate Bosworth, “Straw Dogs”, 2011) y Mark Hobson (Thomas Jane; “The Mist”, 2007) son una pareja aún en duelo por la muerte de su pequeño hijo Sean. Al no ser aptos para procrear de nuevo, deciden adoptar y eligen a Cody (Jacob Tremblay; The Room, 2015).

Kate Bosworth and Thomas Jane star in Relativity Media's "Before I Wake". Photo: Courtesy of Relativity Media Copyright:  © 2014 QNO, LLC

Cody es un niño despierto, sensible e inteligente. Tiene una obsesión con las mariposas y en su caja de secretos guarda un libro que repasa todas las noches: “El ciclo de las mariposas”; sabe todo de ellas, sus especies y metamorfosis: La crisálida las prepara hasta que estén listas para salir. Parece extraño que Cody sea tan dulce después de un historial familiar terrible (su madre murió cuando era muy pequeño y desde entonces ha cambiado de padres bajo circunstancias poco esclarecidas. Su última madre adoptiva desapareció, al tiempo que su padre adoptivo en turno acabó en el psiquiátrico). Jessie y Mark afrontan el reto, desean ser los padres definitivos de Cody y que por fin se sienta parte de una familia para siempre. Pero eso no es todo: les fue advertido que el niño tiene “problemas de sueño”. A Jessie se le hace natural que con tan horrible pasado no pueda dormir fácilmente, pero pronto empezarán a descubrir que esos “problemas de sueño” van más allá de una simple mala noche. En poco tiempo se percatan de que su hijo tiene un inexplicable don: Hacer sus sueños realidad. Al caer dormido, sus sueños se materializan y lo que ocurre en lo profundo de su psique es visible y palpable para los que están despiertos. Jessie y Mark están maravillados con las hermosas escenas oníricas, pero pronto recordarán que cuando uno duerme no todo son dulces sueños…

Jacob Tremblay stars in Relativity Media's "Before I Wake". Photo: Courtesy of Relativity Media Copyright:  © 2014 QNO, LLC

Fui a ver “Somnia” bajo la idea “voy a ver una película de terror”. Y, ¿lo es?

En primer momento, al ser una película sobre “el mundo de los sueños”, es una más que debe, al menos parte de su influencia primaria, a la clásica y reina de dicha premisa: “A Nightmare on Elm Street”, de la que retoma el poder de llevar el sueño a la realidad. Otra referencia que me saltó en lo personal – aquí bajo una óptica diametralmente opuesta, pero que guarda paralelismos – fue aquel thriller-barroco-surrealista-sádico-psicológico donde Jennifer López (sí!, tiene una muy buena película) es Catherine Deane una psicóloga encargada de sumergirse – literalmente – bajo un sofisticado método científico, en la mente de un psicópata (“The Cell”, 2000) y descubrir sus secretos transitando dantescos parajes del inconsciente. En “Somnia”, Jessie tiene acceso al mundo inconsciente de Cody, buscando también los secretos que guarda y que pueden ayudarla a descubrir el misterio de su don-maldición, al tiempo que debe cuidarse de la creación más siniestra de su hijo: El Hombre Canker.

Thomas Jane stars in Relativity Media's "Before I Wake". Photo: Courtesy of Relativity Media Copyright:  © 2014 QNO, LLC

Aunque Flanagan presenta una película bien hecha y definitivamente hace uso de las convenciones y arquetipos del género (hay un monstruo, una heroína, sustos inesperados), la forma en la que actúan los personajes, sus motivaciones y la respuesta que tienen a ciertos hechos la acerca mucho más al género fantástico, que al terror propiamente dicho (aunque la actuación de todos los protagonistas son relativamente correctas, la sorpresa ante lo siniestro de la premisa – tu hijo puede traer al mundo real lo que está soñando – y lo desestabilizador y shockeante que sería para una persona promedio, se siente poco verosímil). Es por eso que ha de verse bajo otras reglas y que llega un momento en el que como espectador, no pedía que los personajes reaccionaran como yo lo haría, sino que me instalé en otro mood: el de estar viendo un drama psicológico fantástico …. con tintes de terror.

Kate Bosworth stars in Relativity Media's "Before I Wake". Photo: James Bridges Copyright:  © 2014 QNO, LLC

Por otra parte, el diseño del mundo psíquico de Cody, así como del monstruo cadavérico que habita en sus pesadillas, funciona en tanto a analizarlo desde el diseño mental que haría un niño de su propio Boogeyman – o el temible “Coco”, como diríamos en español – (véase “The Babadook”) por lo cual aunque, como adulto quería monstruos más horribles o pesadillas más perversas, es conceptualmente coherente.

Flanagan, alejándose notablemente de lo entregado con “Oculus” – más oscura y pesimista – en fondo y forma, elige un camino menos terrorífico y más agridulce, rozando el optimismo, donde a pesar de todas las pérdidas, los malos sueños y aquellos que nunca salen de la crisálida, hay una posibilidad de redimirse en un universo de cuento de hadas.

Kate Bosworth stars in Relativity Media's "Before I Wake". Photo: Courtesy of Relativity Media Copyright:  © 2014 QNO, LLC

 

.

Pin It on Pinterest

Esparce la Infección