Obituario: Jonathan Demme

Jonathan Demme es un nombre bastante familiar para los aficionados al cine mórbido, pues a pesar de que la mayoría de su carrera no estuvo dedicada a ello, hay dos ejemplos emblemáticos que pusieron al director tras la cámara.

El primero, que fue su debut como director, es Caged Heat, una de las más famosas películas de exploitation, de la variedad de “mujeres en una prisión”. A pesar de la época (1974) y el tema, Demme logró incluir algunos comentarios sociales velados.

 

El segundo es El Silencio de los Inocentes, la adaptación de la novela homónima de 1988, de Thomas Harris. La película  marca la segunda aparición del doctor Hannibal ‘El Caníbal’ Lecter, uno de los mejores villanos en aparecer en pantalla. Lecter estuvo inspirado en Alfredo Ballí Treviño, un asesino mexicano de la ciudad de Monterrey. La adaptación se convirtió en una de las mejores películas policíacas y la atmósfera opresiva creada por Demme no fue igualada por ninguna de las secuelas, hasta la llegada de Hannibal, la serie creada por Bryan Fuller.

El director estadounidense murió hoy, 26 de abril. Tenía 73 años.

.

Pin It on Pinterest

Esparce la Infección