Reseña – Spider-Man: De Regreso a Casa

Llegó la fecha en la que El Hombre Araña recibe su segundo reboot más en forma, del que tuvimos una prueba tamaño snack en Civil War, la tercera película de Capitán América. Las expectativas son altas, porque es la primera vez que Marvel participa directamente en una película de Spidey.

Pero las expectativas no vuelven mala o buena una película. Seguramente han escuchado o leído en más de una ocasión esa frase: “pues como iba con las expectativas muy bajas, no la odié como muchos”. Mentira. Mentira vil. La calidad de una película no está relacionada con lo que estabas esperando: pueden no incluir nada de lo que deseabas y seguir siendo un gran espectáculo. Puedes llegar con todas las ganas del mundo, pero si la película es mala, no se va a arreglar por tu entusiasmo.

Esto es por dos cosas: hay mucha exageración del lado de quien odia que haya otro reboot y también del lado de la gente que parece que comió cinco kilos de azúcar y AMA TODO, TODO, AMO TODO. En ambos casos es momento de decir: hey, tranquilos. No enloquezcan.

Spider-Man: De Regreso a Casa está provocando esas reacciones y eso no es malo. No queremos ir al cine a dormir, queremos sentir. Queremos reír. Queremos llorar.

Pasemos a la reseña, entonces:

Sinopsis oficial

El joven Peter Parker/Hombre Araña (Tom Holland), que tuvo un sensacional debut en Captain America: Civil War, empieza a explorar su nueva identidad en Spider-Man: Homecoming como el superhéroe que se columpia en telarañas. Emocionado después de su experiencia con Los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su Tía May (Marisa Tomei), bajo los ojos vigilantes de su nuevo mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.). Peter intenta volver a su rutina diaria normal, pero sueña con demostrarse a sí mismo que puede ser mucho más que simplemente tu amigable vecino El Hombre Araña, y cuando el Buitre (Michael Keaton) emerge como un nuevo villano, todo lo que Peter considera importante estará en peligro.

Creo que estamos acostumbrados a la misma historia de El Hombre Araña una y otra vez. El esquema es: vemos el origen, el tío Ben muere, Spidey aprende que con un gran poder llega una gran responsabilidad y de un momento a otro ya está columpiándose por los edificios de Nueva York, ya en el traje, mientras detiene ladrones de todo tipo y, eventualmente, se topa con el villano. Bueno, olvídense de todo ello. Aunque en un principio se siente extraño, es bueno que no estemos en el mismo esquema. Es uno de los puntos más fuertes de la película.

Como ha sucedido con las historias de Marvel en el cine, De Regreso a Casa tiene una dosis del universo clásico y una del Ultimate, pero con nuevos elementos, historias y relaciones entre los personajes. Esto último es lo que más comezón causará a los fans de la vieja guardia. De hecho, una de las revelaciones tiene que ver precisamente con un cambio importante.

Cuando nos volvemos a encontrar con Peter Parker, han pasado unos días desde la pelea en Guerra Civil y es hora de volver a Nueva York. Tony está con él y le obsequia el traje de alta tecnología que acaba de usar. Peter cree que prácticamente está dentro de Los Vengadores. Y es justo ahí en donde todos nos equivocamos.

Hay una parte de la vida de Spidey que nunca habíamos visto: al incipiente héroe que no tiene archienemigos cinco minutos después de usar el traje. Al adolescente que se equivoca al tomar decisiones y que no tiene todas las respuestas. A Spidey Año Uno o Spider-Man: Número Cero, si lo quieren poner de esa manera.

En su vida privada, Peter es igual de inexperto. Y es que ¿no lo somos todos a los 15? Nos enamoramos de manera instantánea, tenemos a ese mejor amigo que nos entiende a la perfección y ocultamos una gran parte de nuestras vidas a los mayores. Así es este Peter Parker. No es todopoderoso y no logra vencer a los villanos con facilidad.

Esa inexperiencia funciona a la perfección con Peter Parker porque ese es el Peter que conocemos y amamos: el tipo atormentado por la escuela, cuidar a la Tía May y ocuparse de la chica de quien se enamora en cada oportunidad. Prácticamente, lo hace a todas las edades. Como Spidey, sirve para entender la lección de siempre: un gran poder conlleva una gran responsabilidad, pero sin tener que mencionar las palabras como tales.

Como el cómic, la película es una combinación de acción y comedia, con énfasis en ese último género. La garantía es que vas a reír una y otra vez, porque las bromas están muy bien escritas, pero además el elenco tiene el timing perfecto.

En cuanto a la acción, hemos avanzado bastante en términos de personajes creados por computadora, porque en raras ocasiones se nota la versión artificial de Peter. Seguramente, cuando Sony lance un detrás de cámaras, nos sorprenderá saber cuántas de las secuencias estuvieron repletas de efectos en realidad.

Michael Keaton fue una gran elección como El Buitre, pero nos habría gustado verlo en modo Beetlejuice: completamente enloquecido. Sin embargo, eso no va con el tono de la película, que se siente como la más natural hasta el momento. Nada mal para Jon Watts, un director que se dio a conocer con el corto y largometraje Clown, acerca de un hombre que se transforma en un payaso asesino al usar un traje maldito.

Eso no quiere decir que la película sea perfecta y como ya les hemos dicho, ninguna lo es. Hay algunos problemas de ritmo en el segundo acto y el enfrentamiento final no es tan emocionante como debiera, algo que hace que muchos piensen que de nuevo, hay un problema con los villanos de Marvel. Aunque eso puede parecer al inicio, la película logra regresarle la importancia al personaje.

Aunque Tony Stark aparece relativamente poco tiempo en pantalla, tal vez nos habría gustado una participación aún menor y un traje con menos funciones. Después de todo, lo que hace especial al Hombre Araña es que puede ser cualquiera y que su inteligencia, más que un uniforme lleno de gadgets, es lo que lo hace salir de las dificultades. Sin embargo, esa misma situación es referida en la película.

Al final, Spider-Man: De Regreso a Casa, es una mezcla curiosa del Peter Parker que queríamos ver en pantalla hace mucho tiempo, con la sensación de que sí es parte del Universo Marvel. Es extraño, pero por momentos se siente como una precuela en la que Peter aprende a ser Spidey de la mano de Tony Stark, por momentos y por otros, de la inevitable madurez que todos tenemos que adquirir con el tiempo. Si los fans acérrimos de los cómics perdonan las libertades que se tomaron los guionistas, la disfrutarán bastante. Es sencillo hacerlo si recordamos que el personaje cumple 57 años en 2017 y que hemos visto todo tipo de versiones.

Minucias positivas

  • El traje sigue siendo un sueño. La nueva textura se ve muy natural
  • No hay historia de origen. No descartamos que en la secuela haya un flashback a ello, pero por el momento podemos vivir sin ver la tragedia del Tío Ben de nuevo
  • El intelecto de Peter Parker se nota mucho más en esta encarnación
  • ¡Es muy divertida!
  • Las referencias a otros personajes son bienvenidas
  • Peter es un joven de preparatoria y se ve y reacciona como tal
  • La música de la serie animada pondrá al adulto contemporáneo de muy buen humor al iniciar la cinta

Minucias negativas

  • No hay nada negativo en realidad, aunque sí hay algunas cosas que nos llamaron la atención.
  • En los tráilers, se ve que Ned, el amigo de Peter, suelta una Estrella de la Muerte de LEGO, lo que indica que son fans de Star Wars. Sin embargo, en Guerra Civil, Pete se refiere a El Imperio Contraataca como “esa película vieja”, como si no tuviera tanta importancia para él.
  • Hay algunos errores de continuidad cuando Peter regresa a Nueva York, al inicio, si tomamos en cuenta la escena después de los créditos de Guerra Civil.
  • Es muy notorio que intentaron hacer que Marisa Tomei se viera un poco menos atractiva. Su vestuario, peinado y maquillaje son muy distintos que en Guerra Civil. Lo positivo: prácticamente todos los personajes con los que interactúa (y un par con los que no), reconocen que no se ve “como una tía”.
  • Necesitamos menos trajes tecnológicos y más Spidey

¿Hay escena después de los créditos?

Dos. Una es muy al principio y otra completamente al final.

Bueno, pero ¿cuál calificación le ponen?

Digamos que 8.9, que sube a 9, dependiendo de cuan tan estrictos sean

Ficha técnica

Spider-Man: De Regreso a Casa (Spider-Man: Homecoming)

Director Jon Watts

Elenco Tom Holland, Michael Keaton, Jon Favreau, Zendaya, Donald Glover, Tyne Daly, Marisa Tomei, Robert Downey Jr.

 

Spider-Man: De Regreso a Casa es un gran paso de la franquicia hacia nuevos horizontes. Por momentos es asombrosa. Espectacular. Es el regreso triunfal de tu amigable vecino, El Hombre Araña.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Esparce la Infección