Un suceso trágico para el cine en español: ha muerto Federico Luppi.

Luppi, de origen argentino, participó en todo tipo de cintas y series de televisión, incluyendo la versión española del show Los Simuladores. No importaba el papel o el género, Luppi siempre daba su mejor actuación en cada papel. Trabajó constante y maravillosamente en México, Argentina y España.

Nosotros lo recordaremos por siempre por tres cintas definitivas para el género: El Laberinto del Fauno (2006), en la que hizo una aparición especial. El Espinazo del Diablo (2001), de la que siempre recordaremos su voz en off al inicio (y final) “¿Qué es un fantasma?”.

Quizás Cronos (1993) sea nuestra consentida. En la película, Luppi interpreta a un anticuario que se topa con un curioso artefacto que parece devolverle la vitalidad, pero que exige un pago en sangre. Es uno de los mejores relatos de vampiros de las últimas tres décadas y una completa reinvención del mito. El artífice de esas tres historias fue, desde luego, Guillermo del Toro.

Federico Luppi tenía 81 años. Su última película fue de género y se llama Necronomicón. Esperaremos a ver la última actuación del maestro.

 

Share: