FlashBack-IIIsmael Olivares a.k.a. Amra. Siglo XX, México, cerros del sur-poniente del D.F.

De familia pobre pero honrada, inquieto e irreverente desde niño, distraído por la curiosidad de muchas cosas: la lucha libre más como espectáculo pero también como deporte, los cómics, la comida local, el cine de luchadores y de humor negro, el pulque, la pintura, la música -del rock al huapango-. Desde siempre dibujando para expresarse fuera de las modas del momento mediante diferentes formatos; así es como empezando la década de los 90, es el graffiti –hoy con poca actividad pero aún vigente- , luego en la Escuela Nacional de Artes Plásticas perfeccionar con la pintura mural y de caballete, para al final de los 90, comenzar la propuesta personal en la pintura y su proceso de búsqueda. Continuando en los dos miles con el tatuaje como oficio serio. Todo esto envuelto en el desmadre de la calle, de toquínes, de borracheras; primero entre pandillas de barrios populosos y luego entre músicos del rock sin ser ni uno ni otro, solo es él mismo; el que se alimenta de la escena y mezcla esos estilos de arte urbano para crear desde su contexto de mexicano.

Share: