Por @waratxe 

blizzcon_banner_cobertura

Cuatro de la mañana, despertar, baño, toalla, calzones, calcetines, jeans y todo lo demás. Taxi, emoción, aeropuerto, café, más café, avión, niño que llora, lectura, aterrizaje perfecto, sol y welcome to Orange County. El Capitán Farías en la cabina nos da la bienvenida a Santa Ana, pero debería decir, bienvenidos a BlizzCon. Le reclamé al salir, no entendió nada. ¿Qué le pasa?

blizz_gral_001

La ciudad juega al contraste entre su plastificación estilo Disney y la autenticidad gamer. Un mood inigualable, experiencia particular y un sentido muy especial de comunidad. Hotel, check in, café, jugo de naranja, omelette de queso y tocino, habitación, dientes limpios, cambio de t-shirt y a correr al Opening. La primer noticia nos golpea a todos, Heroes of the Storm con un épico cinematic y mirar la versión Blizzard de sus “avengers”. Después Diablo III: Reaper of Soul con un humor muy particular. Nada como sentir ese diálogo entre gamer y desarrollador. No existe algo parecido en consola, las expansiones son el Director´s Cut de los videojuegos. Después una charla con Jonny Ebbert, Senior Designer de Diablo. Comer a velocidad Starcraft, café, baño y main stage para ver a Jay Mohr y el Costume Contest. Uff! Les comparto, Blizzcon 2013: los héroes del primer día en imágenes:

Share: