Tras el ansiado desfile en la alfombra roja y una gala de apertura, que fue más como un show al puro estilo cómico-mágico-musical;  la noche de este miércoles se llevó a cabo el Cóctel de Inauguración del Festival Internacional Mórbido 2013, cuya sede fue el Colegio Jesuita y al cual asistieron diversas personalidades de talla internacional.

Entre las personalidades extranjeras que asistieron a la gala de apertura se encuentran el cineasta español Nacho Vigalondo y la productora Nahikari Ipiña, quienes en ésta sexta edición nos traen avances de Open Windows. Hablando de este filme, uno de los más esperados de la noche fue el también protagonista de Grand Piano, Elijah Wood, quien al llegar al recinto fue abalanzado por un par de fans que morían por tomarse una foto con él.

Desde Brasil nos acompañaron el director y el productor de Mar Negro; Rodrigo Aragão y Hermann Pidner, respectivamente. Así como las actrices Mayra Alarcón y Caroliny Aragão.

Asimismo, desde el país nipón el director de Ringu: Hideo Nakata, quien éste 2013 presentará The Complex y aunque, sólo estuvo presente por unos momentos, se le vio interactuar con otros invitados especiales.

Entre los directores de cine que asistieron a la velada se encuentran el de la cinta L’autre Monde, Richard Stanley; de The House of Last Things, Michael Bartlett; de Zombies from Outerspace, el presentador Tim Luna; de la cinta Pánico 5 Bravo, Kuno Becker y representando a los creadores del cortometraje La Maldición, el protagonista Ramón Medina. De igual forma, los periodistas internacionales de Fangoria y de Twitch Film, Sam Zimmerman y Ben Umstead, respectivamente; también hicieron acto de presencia.

Los que tampoco faltaron fueron los chicos de Bullysteria, mientras los demás bailaban, ellos no perdieron el tiempo ya que intercambiaron palabra con Elijah Wood. La atmósfera lounge fue bien amenizada: lo más sobresaliente fue el seis esculpido en hielo situado al centro del recinto, haciendo alusión a ésta la sexta edición de Mórbido. Además del Dj, que al parecer complació bastante al señor Vigalondo; así como con bocadillos y platillos netamente mexicanos. De igual forma, el servicio de bar brindó bebidas características de nuestro México: Mezcal y Tequila.

Ya bien entrada la noche, el frío hizo lo suyo y al compás de la música  los invitados comenzaron a bailar como quien se deja llevar por los efectos casi mágicos y desinhibidores de las bebidas espirituosas. Sin embargo, quien definitivamente se llevó la noche no fueron los organizadores del cóctel, sino Nacho Vigalondo, quien ya entrado en calor deleitó a la audiencia con sus excéntricos, excepcionales y nada improvisados pasos de baile para coronarse como el alma de la fiesta . Uno de los personajes que le hizo segunda fue Silverio Tapia, y a ratos el músico británico, Simon Boswell, quien estuvo acompañado de Bianca Hugens. La recepción concluyó alrededor de las 3 de la mañana, ya que al día siguiente se reanudarían las actividades del festival.