Por fin la espera terminó. Mórbido Film Fest arrancó con una Alfombra Roja que nos da una probadita de lo que viene en los próximos días.

Todo comenzó como la mayoría de las historias de terror: al caer la noche.

Las luces y reflectores llamaban tanto la atención que incluso los que no sabían, sentían un gélido llamado hacia el lugar. Los curiosos se asomaban, los fans aguardaban, era obvio que algo acontecía. Con un ruido que en otro contexto hubiera sido manifestación, caímos en cuenta que el cine de horror irónicamente produce gozo.

Apenas pasadas las siete, abrieron el espacio para prensa. Un lugar rodeado por una reja negra que Mórbido asignó a los miedos ¡Perdón! Medios. No queda claro qué fue primero, el bullicio o la expectativa, pero una cosa es segura, ambos formaron parte de un evento digno de este Festival.

Gente vitoreando Mórbido, Mórbido, y muchos disfrazados mostraron el aprecio que locales y foráneos le tienen al festival. No nos quedaba más que responderle a la gente con un evento que pudieran disfrutar.

Como no existía nadie más apto, el presentador de la Alfombra Roja fue el mismísimo Diablo o conocido por algunos como al actor Humberto Busto. Un personaje mal hablado, lujurioso, irónico y burlón que combinaba perfecto con el ambiente y los colores de la noche. No estaba enojado, porque Lucifer no se enfurece, pero sus ojos eran solo un poco más rojos que la misma alfombra y sus uñas parecían sacadas de cualquier clásico filme de brujas.

Finalmente, cercanas  las nueve, dio inicio el ansiado desfile de invitados especiales Mórbidos. Abrieron la alfombra las autoridades gubernamentales del bello y por momentos escalofriante Pátzcuaro. A continuación se presentó a Sebastián Hoffman, un joven y prometedor director mexicano que presentará su película Halley dentro del festival. Franscesca Dalla Benetta desfiló en vestido negro de noche y nos dio a conocer el porque de su presencia, mostrar una exposición donde se  lo grotesco forma parte de la anatomía humana. El tatuador Amra se apareció con máscara de luchador, Black Demon para ser más exactos y presumió que si lo encuentras en la ciudad durante el festival podrás pintarte la piel gratis. Después el irreverente, pelado y peludo de Silverio bien trajeado con una vestimenta casi azul celeste acompañado de Lisette Morelos engalanada de rojoatrevido. El cast and crew de Mar Negro se presentó con elegancia. Aparecieron en escena el productor Hermann Pidner, el director Rodrigo Aragao con Mayra Alarcón y Caroliny Aragao, las actrices.  El maquillista y especialista en efectos Bruce Spaulding quien se dejó arrimar por el carajo Diablo. Chen Kai y su mágica serenidad. Zimmerman director de la espeluznante revista Fangoria. Simon Boswell con actitud misteriosa, casi como sus musicalizaciones,  acompañado de Bianca Hugens. Richard Stanley insistiendo en las realidades alternas  que nos llevan al cielo y al infierno. Kuno Becker abordado por los medios nacionales. Tim Luna presentando la película de Martin Faltermeier, Zombies fron Outer Sapce. Michael Bartlett orgulloso de expresar porque está presente en Mórbido,  por su película The House of the Last Things. Unos ninjas escoltando a Hideo Nakata que apenas y lograron romper la seriedad en su rostro tan característica la cultura japonesa. Apareció en la alfombra Nacho Vigalondo con el rostro cubierto hasta la nariz y lentes obscuros diciendo todo lo que trataba de ocultar. Nahikari Ipiña con Javier Alvariño director de arte de Grand Piano.  De la última camioneta emergieron Eugenio Mira, director de la misma película, y Elijah Wood quien protagoniza la dirigida por Mira.

La noche se llenó de gritos y ni siquiera han empezado las películas. Tanto alboroto solo presume lo que fue una noche llena de rojo, celebridades del terror y un gran comienzo para esta sexta edición del Mórbido Film Fest.

Share: