Por tercer día consecutivo, el Antiguo Colegio Jesuita abrió sus puertas para la proyección de una selección de cortometrajes que Mórbido tenía preparados. Los cortometrajes fueron clasificados temáticamente en cuatro secciones: Bizarro, Gourmet, Ritos iniciáticos y Magia y supersticiones.

Durante poco más de una hora, en el bloque denominado Bizarros, se expusieron seis cortometrajes tanto nacionales como internacionales, entre ellos The trap, dirigido por Alberto López, en el que la curiosidad sí mata al gatoLa laguna encantada a cargo de Pablo Pérez Lombardini, en la que un joven se aventura en busca del lugar encantado, y Trip de Tim Luna.

Otros de los trabajos presentados fueron El viajero, de Daniel Guzmán, que a manera de documental casero relata la misticidad de las almas gemelas. Uno de los más bizarros fue el de la directora Carola Sánchez Bordas, 7 vidas, en el que durante poco más de diez minutos plasma visualmente la inmortalidad a través de humanos-felinos.

7-Vidas-Still-02

Lo más destacable de este bloque bizarro fue la presencia del cineasta alemán Tim Luna, quien previo al inicio de la función subió al escenario para invitar a la selecta audiencia a ver su sangriento y bien musicalizado cortometraje. Además de esto, Tim fue invitado a beber sangre de un cráneo con forma de copa.

Share: