Antes de pasar a la noticia, Capcom nos compartió que desde que se lanzó el juego, todos los jugadores del mundo hemos matado 16,174,330,134 zombies en Los Perdidos. Ahora sí, se liberó un parche para Dead Rising 3 que pesa ni no menos que 13 GBs (¡Viva la nueva generación!), o lo que es lo mismo, más de la mitad de lo que pesa el juego en el disco.

El tamaño tan impresionante es porque, según Capcom Vancouver, se tomó en cuenta absolutamente todo lo que pidieron los usuarios en los foros oficiales del juego, así que se arreglan cosas tan pequeñas como poder recoger una cosa cuando hay varias tiradas en el piso (yo juego mucho Dead Rising 3 y es increíblemente molesto intentar recoger una cosa de una pila de objetos) y hasta logros que tienen que ver con los PP y los blueprints, aparte de mejorar el desempeño del juego y la estabilidad.

Un detalle curioso: ahora los gatillos del control vibrarán cuando se te van a terminar las balas en el arma que estás utilizando. La lista completa de las mejoras es larga, pero gira alrededor de estabilidad, desempeño, varias mejoras al proceso de instalación cuando el juego se compra digitalmente, algunos cambios a misiones, se arreglaron varios problemas del multijugador que tienen que ver con los planos para las armas y los vehículos y lo mejor de todo: se mejoró la estabilidad de SmartGlass.

Este masivo parche podría ser la razón por la que el primer DLC que se tenía planeado para el juego no se lanzó el 24 de diciembre como se había prometido, pero ya no hay que esperar, Operation Broken Eagle, la primera pieza de DLC (que es parte del Season Pass por supuesto) ya está disponible hoy para descarga.

Aquí el trailer.

Share: