Por Julio César Sánchez

Un año más, en marzo, la Muestra de SyFy brinda la oportunidad a los aficionados madrileños de poder ver en pantalla grande algunos títulos que han pasado por otros festivales, y que difícilmente tengan un estreno en salas, junto con otro buen puñado de títulos de riguroso estreno. Tengo que decir que este año la cosecha ha sido buena, sobre todo por esa increíble película que es “Snowpiercer”, pero no nos adelantemos. Hagamos un repaso día a día de la muestra.

Día 1 : Inauguración

La muestra de este año abrió con un plato fuerte, como ya es habitual, pues se presentó la segunda película inspirada en el cómic de Frank Miller: 300, The Rise of an Empire.

300-rise-of-an-empire

Leticia Dolera (REC3) fue la maestra de ceremonias un año más, sus presentaciones hilarantes y a veces surrealistas, hicieron las delicias de los aficionados que no pararon de aplaudir, reír y aullar. Además de películas y un buen puñado de cortos, este año hubo una presentación especial del famoso Episodio del doctor de la mítica serie Doctor Who. En su discurso de inauguración Leticia nos prometió muchas sorpresas este año…

300, The Rise of an Empire es una digna película, aunque no esté a la altura de la primera. Adaptada del propio cómic de Frank Miller Xerxes, con guión de Zack Snyder director de la primera. Nos sitúa poco antes de los acontecimientos ocurridos en 300, durante y después de éstos y esa es su principal pega. A veces la narrativa de lo que está sucediendo se hace difícil de seguir, pero no por compleja, sino por no por la forma caótica con la que está contada. Lo mejor del film, una inmensa Eva Green que se come la película a bocados en cada una de sus apariciones y las espectaculares batallas navales que pocas veces habíamos visto retratadas en el cine de este modo.

Día 2 “El Día del Canibal”

El segundo día fue el día “No Oficial” del canibalismo ya que muchas de las pelis trataban el tema directa o indirectamente.

Maniac, con un poco de retraso y cuando ya se ha estrenado en todo el mundo, nos llega el remake de la genial película de William Lustig. Con un Elijah Wood como protagonista absoluto (aunque la película adopte su punto de vista y no se le vea más que en unas pocas ocasiones), no está nada mal y no insulta al original. Hay que destacar la maravillosa banda sonora tecno que recuerda a muchas producciones de terror de los ochenta.

Frankenstein’s Army de Richard Raaphorst es una original propuesta que actualiza la historia del doctor Frankenstein y la ambienta en plena Segunda Guerra Mundial en el bando de los nazis. Rodada con la forma de falso documental es una película entretenida de la que destacan, sobre todo, los diseños de las criaturas (obra del propio director) y la tremenda labor de sonido hecha por Lex Ortega y Luis Flores.

frankenstiensarmy1

We Are What We Are muy buen remake de la peli mexicana Somos lo que hay, que toma la premisa de la original de una familia de caníbales para ir por otros derroteros, potenciando el suspense que va increscendo a medida que la película llega a su clímax. No os esperéis mucha sangre en esta peli de caníbales, pues se centra más en el drama familiar, la atmósfera y el suspense, aunque tiene un clímax fuertecito que fue aplaudido y vitoreado.

Snowpiercer fue la película de la muestra y me atrevo a decir que una de las películas del año. No en vano en la proyección pudimos ver como público a directores como Rodrigo Cortés (Buried) o Paco Plaza (la saga Rec). Bong Joon-ho ha conseguido con esta fábula de ciencia ficción lo que pocos directores consiguen: maravillar y sorprender al espectador en cada nueva secuencia de la película. El realizador coreano articula una especie de Brazil de Terry Gilliam cargado de acción y ambientado enteramente en un tren que recorre un mundo desolado en el que los pasajeros son los únicos supervivientes. Un reparto internacional perfecto, un diseño de producción que va desvelando sus cartas de vagón en vagón y un argumento que no deja de sorprender sin perder el particular sentido del humor de su director. La sala permaneció durante toda la proyección en un reverente silencio. Algo que no es muy habitual en la Muestra, reservado sólo para las obras magnas, como Snowpiercer es.

SnowpiercerTrainQuadFullwidepost1

Fresh Meat, otra de caníbales esta vez, maoríes. La cinta arranca muy bien, prácticamente es una comedia sobre unos criminales que se topan con otra familia de caníbales. Es un apena que la cinta neozelandesa no sepa mantener el ritmo y acabe haciéndose pesada.

Frash-meat

Día 3 “Aliens, vampiros chinos, dimensiones paralelas y pirañas”

In Fear fue el gran bluff del festival. Un argumento que no iba a ningún lugar (como sus protagonistas) y que se hace francamente soporífera. Hasta hizo que algún espectador se quedara dormido y llegara a roncar. Lo cual le hizo ganador un café entregado por la propia presentadora Leticia Dolera en la siguiente sesión.

Almost Human cuenta con un presupuesto reducidísimo y sólo hay que mirar sus créditos para comprobar que muchos de sus miembros han hecho de todo en la producción, pero su director la dota de un nervio y un amor por el cine de ciencia ficción y terror, consiguiendo una simpática puesta al día de La Invasión de los ladrones de cuerpos y cintas como Hidden.  Habrá que seguir de cerca a su realizador Joe Begos.

Rigor Mortis fue otra grata sorpresa de la jornada. Esta cinta que combina terror, existencialismo, vampiros, fantasmas y kung fu es una de las propuestas más arriesgadas que han salido de Hong Kong en los últimos años. Rigor Mortis hace gala de una puesta en escena impecable y una estética preciosista pero es una pena que se haga pesada en algunos momentos. En cualquier caso una cinta a reivindicar y que es muy probable que en breve adquiera el status de película de culto.

s

Coherence ha sido la otra gran sorpresa de la muestra. Es mejor no decir mucho sobre ella, ya que casi cualquier cosa que se diga estropearía la experiencia a los futuros espectadores. Basta decir que es la única película  que consiguió unanimidad de alabanzas de toda la muestra junto con Snowpiercer.

Piraña 3DD a pesar de que tiene algunos buenos momentos cómicos dista mucho de ser la gamberrada divertida de la primera y de tener el encanto de la original de Joe Dante. Eso sí, ofrece lo que da: más sangre, más tetas, más pirañas y cameo de David Hasselhoff antológico.

Día 4: Clásicos de los 80, fenómenos paranormales y  clausura

La tarde del domingo se reservó para un estupendo programa doble de dos clásicos de la ciencia ficción y el terror de los años 80: La mosca y Depredador (Predator). Un gustazo poder a volver a disfrutarlos o descubrirlos en pantalla grande.

Faraday de Norberto Ramos del Val fue presentada por gran parte de su elenco, incluidos el director, los guionistas y muchos de los actores que se encontraban en la sala. Es una comedia con elementos paranormales que tiene un ritmo endiablado con alrededor de 30 gags por minuto. Evidentemente no todos hacen gracia pero esta sátira de la modernidad y los efectos que producen las redes sociales, es lo suficientemente graciosa e innovadora en su propuesta visual para suplir su falta de presupuesto.

La Bella y la Bestia contó con una de las sorpresas de la muestra ya que la cinta francesa fue presentada por uno de sus protagonistas Eduardo Noriega, que aguantó estoicamente y con buen humor las reacciones del público, del que hay que aclarar es implacable. Esta nueva versión de Christophe Gans del cuento clásico no aporta nada nuevo a lo que ya hemos visto, pero hay que reconocer que la preciosidad de sus imágenes (sacadas directamente de muchas obras maestras de la pintura), las buenas interpretaciones de la bella Lea Syedux y la bestia Vincent Cassel, así como una media hora final en el que se desata la acción consiguen hacer de esta un film recomendable.

48075

Y con esta última proyección terminamos un poco cansados y apenados porque sabemos que la fiesta se ha acabado, por lo menos hasta el año que viene…

Share: