La noche de los Premios de la Academia empezó con Django. Aunque no se llevó los premios a mejor película, mejor edición de sonido y fotografía, nuestra sangrienta opción de la noche logró dos reconocimientos.

El primero para Christoph Waltz quien de nuevo se llevó a casa la estatuilla al mejor actor de reparto, la primera ocasión en 2010 por Inglorious Basterds (2009). De forma similar, Quentin Tarantino recibió el premio por mejor guión original, 17 años después de ganarlo por Pulp Fiction (1994).

En una entrega extrañamente conducida por Seth MacFarlane (Ted, 2012), el impresionante Ang Lee (Crouching Tiger Hidden Dragon, 2000) ganó el premio al mejor director por Life of Pi, película también  ganadora por mejores efectos especiales.

Una noche en la que recordaron a Ray Bradbury, Carlo Rambaldi, Ralph McQuarrie y Matthew Yuricich, grandes personajes de la ciencia ficción, los efectos especiales, el diseño y la ilustración.

url-5 url-4

Share: