Por Fernando Moreno 

Tesalónica Grecia.Marzo 2014.

En el marco del 16 Festival de cine documental de la antigua capital de Macedonia me topo con la imperdonable de esta quincena.

Programada en el marco del homenaje que hace el evento al cineasta francés Nicolás Philibert (de quien vimos recientemente en México La Casa de la radio en la última Muestra Internacional de la Cineteca Nacional) la cinta Animales (Un animal, des animaux 1996) se destaca como una rara joya del documental moderno.

Un animal, des animaux from Club Fantome on Vimeo.

Realizada al partir de los trabajos que buscan rehabilitar y salvar del olvido la galería del Zoología del museo de historia natural de París entre 1991 y 1994 la película es mucho más que un documental pertinente y utilitario.

En pantalla vemos un desfile de vejestorios encarnados por una colección de animales disecados viejos, despeluchados y en un estado deplorable que, gracias al trabajo de cientos de especialistas y la magia del cine, renacerán de sus cenizas para convertirse en el maravilloso espectáculo que fueron años atrás.

Filmado desde una óptica moderna e innovadora y cargada de un sentido del humor muy particular, el documental de Philibert recorre territorios propios de la comedia negra y el thriller cuando aprovecha el plano de detalle, los ruidos que producen los trabajadores o el campo contra campo en close up para regresar a la vida a extravagantes primates o gigantes paquidermos que parecen moverse, hacer ruidos, reírse, amenazar o simplemente reaccionar ante las acciones de sus restauradores.

Así, la extravagancia y dimensión surreal-faraónica del proyecto se convierten en un maravilloso pretexto para ver colecciones de tarántulas que esperan por ser acomodadas, cajones llenos de ojos que substituirán a los originales o abrigos de piel animal con boca, pezuñas y garras que son retirados de los cuerpos y esqueletos de sus antiguos dueños para ser substituidos por rellenos de paja o moldes de madera hechos a medida.

Por su inteligencia, frescura y naturalidad Animales es una extraña joya del documental y resultaría imperdonable perdérsela.

 

Share: