Siete de estas nueve películas tuvieron su estreno mundial en la sección MIDNIGHTERS de SXSW este año (ocho si contamos HOME).

13-Sins-Movie-Poster-Daniel-Stamm honeymoon-sxsw-poster_1394196003 Oculus_Oficial_Poster_34JPosters late-phases-350x537 TheGuest_POSTER_3 starry-eyes-poster StageFright-Poster-e1394167719649 afm-exists BNw5zBCCUAAUmYK

LATE PHASES es el primer largometraje en inglés de Adrián García-Bogliano (Sudor Frío, Ahí Va El Diablo, Penumbra). Una cinta diferente a lo que ha hecho antes y una sólida entrega al género. Por la amistad que me une al  director y a la productora, supuse que mi crítica perdería objetividad y ustedes se la merecen toda completa. Por eso invité a Kaleb Williams, amigo, escritor y ferviente conocedor del género a que escribiera sobre ella.

Así sacó a la bestia:
LATE PHASES (2014)
Dir. Adrián García-Bogliano.

late-phases-350x537

Envejecer puede ser un verdadero suplicio. En Late Phases de Adrián García-Bogliano esto es más que evidente. En los primeros minutos, el septuagenario Ambrose (Nick Damici) es depositado sin reverencias por su hijo Will (Ethan Embry) en una comunidad para ancianos. No es que Will no quiera a su viejo, sino que Ambrose, un veterano ciego y cascarrabias, tiene un temperamento más que difícil de sobrellevar. Esto ejemplifica la falta de interés de Will por los años dorados de su padre, esencialmente lo está llevando al lugar donde morirá. En Crescent Bay, el nombre de la comunidad, no todo es como parece. Los frecuentes ataques de animales tienen a la comunidad en vilo, y la policía muestra su impotencia restándole magnitud a los asesinatos. Incluso piensan que siendo las víctimas ancianos tan cerca del final de sus vidas, la pérdida es mínima. Esto apunta directo a la temática de la película: encontrar la fe en nuestra capacidad incluso en la fase final de nuestra vida.

late-phases-nick-damici-02

El tono del filme cae en algún lugar entre Aullido (Joe Dante, 1981) y la historia de algún endurecido viejo cabrón dirigida por Michael Winner, de esos hay muchos. Con frecuencia pensé en el Paul Kersey de Bronson, sin embargo, Kersey es un hombre empujado al límite por las circunstancias. Ambrose perdió la vista en la guerra y está más que familiarizado con la violencia y sus consecuencias. Ha visto derramamiento de sangre y cuando la vecina que le dio la bienvenida, y tristemente, su perro Shadow son asesinados en un brutal ataque de un animal, Ambrose decide que será él quien tendrá que resolver/eliminar la amenaza animal.

Sabiendo de antemano que se trata de una película de género, conocemos el concepto de entrada. Esta es una película de hombres lobo. Incluso el monstruo aparece sutilmente en el cartel, así que sabemos que habrá acción licántropa. Hay solo dos lunas llenas en Late Phases, así que Ambrose tiene tiempo para averiguar qué está ocurriendo y prepararse para el próximo ataque. En el segundo acto la trama se agudiza, se viene una serie de pistas falsas, un juego de adivinanzas por saber quién es el lobo. Esta parte extiende el suspenso hasta el límite, y cuando la tensión se rompe somos testigos de una de las mejores transformaciones que el género ofrece. No revelaré los secretos de la trama, pero créeme cuando digo que es un momento fantástico, una secuencia de transformación continua, sin cortes, que provocó aplausos en la audiencia.

Considerando que es probable unas dos décadas más joven que el papel que interpreta, Damici merece crédito especial por su actuación. Gracias al maquillaje y a su interpretación de un hombre, un guerrero y estratega, afectado por la ceguera, su edad real nunca fue un problema para la cinta, por el contrario le hace justicia a la historia. Por su parte Embry, continúa su paso impresionante por el cine indie. Su ‘Will’ parece un tipo que tal vez solía tener un exterior duro como su padre, pero que ha sido domesticado o sometido en una versión moderna de sumisión por su prometida (Erin Cummings), quien muestra poco interés en el bienestar de Ambrose. El resto del reparto lo completan Larry Fessenden, Lance Guest y Tom Noonan, todos dan un soporte magnífico en sus diferentes papeles que visten  la comunidad. Noonan es especialmente, benevolente y conciliador, como el Padre Roger que fuma cigarrillos con la congregación afuera de su iglesia. Es un papel que le sienta muy bien, teniendo en cuenta que es el Dragón Rojo, es un bonito giro para él y mi personaje favorito en la película.

Sí, hay una historia y estoy seguro es maravillosa, pero cualquier fan de los hombres lobo quiere saber antes una cosa: ¿cómo se ve la maldita criatura? La respuesta es: los efectos de la criatura son 100% prácticos y ¡están increíbles! La criatura parece un cruce entre el hombre lobo clásico que Rick Baker creó para Aullido, y curiosamente me recordó también a las criaturas danzantes de Laberinto (Jim Henson). No hay casualidades, los efectos especiales mezclan perfecto al terror con el asombro. Se nota que Bob Kurtzman no se conformó con darnos bestias genéricas, sino que optó por crear algo nuevo y emblemático. Aún sintiendo la tensión de las escenas, ver a la criatura mantuvo una sonrisa en mis labios. Todos los grandes monstruos poseen esa cualidad: odias la amenaza, pero te encanta el monstruo.

Una de las decisiones más fantásticas en la película y esto puede ser un spoiler, sin embargo debe ser mencionado en cualquier discusión seria de la película. | Si quieres sorpresas no subrayes este texto: la opción de nunca infectar a la protagonista. En todas las película de hombres-lobo que puedo contar, en algún momento, el protagonista se une a la pandilla peluda. Aquí, por el contrario, se trata de un conflicto de él contra ellos y la trama refleja la suficiencia de Ambrose y su poder para mantener a los lobos afuera de su puerta. | Mientras la mayoría de las películas hombres-lobo manejan una especie de metáfora Jekyll y Hyde, la tragedia de una persona buena que cae esclava de sus vicios de lujuria y violencia, este no es el caso para Late Phases. Ambrose es absolutamente el centro moral de la película y cada decisión que toma convence más a la audiencia de su valía.

Lidiar con los retos que trae consigo el envejecer. Ser testigo del crecimiento de los hijos y verlos hacer sus vidas propias, cada vez con menos tiempo en el mundo moderno para dedicarlo a los padres. Parecen ser temas sólidos que no tendrían cabida en un filme de terror y funcionan de maravilla en Late Phases. Va de cómo nos plantamos en estos años dorados mientras el mundo gira y nos olvida. Podemos irnos tranquilos a nuestra última noche, o podemos sellar puertas y ventanas, armarnos para enfrentar la dura realidad que amenaza afuera, a pesar de nuestra propia fragilidad. Si la decisión depende de Adrian García-Bogliano nunca nos rendiremos, nunca dejaremos de amar a aquellos que dejaron de sentir nuestro amor hace mucho tiempo y nunca cederemos a un mundo cuyas normas y valores nos han dejado atrás. A veces, no es sino hasta esas últimas instancias cuando se puede mostrar al mundo los colores que llevamos ocultos, y que hay un lugar y una exigencia para aquellos hombres que enfrentarán a la adversidad por encima de los indefensos.

late-phases-film-still-dark-sky-sxsw-530x353

Siempre habrá una necesidad de ver a un hombre de hombres en pantalla. Llámese Burt Lancaster, Bronson o  Damici. Es refrescante ver a un personaje de otro tiempo, cuando no todo era tan liberal y existía el sacrificio y la consecuencia. Ambrose puede estar ciego, pero es Will quien no puede ver la increible y poderosa figura paterna que tiene enfrente. Si tuviste a un padre arisco y duro al que tal vez no le gustaba dar abrazos o tiene problemas para decir, “te quiero, hijo”, esta película te hará recordarlo. Sería bueno llamarlo después y tener una conversación sobre las cosas que le gusta, armas, fútbol americano, películas de guerra y novelas de W. E. B. Griffin. Recuerda que estos tipos son de otro tiempo, un tiempo cuando ser hombre era más que pagar recibos, tener una esposa y mantenerse al día con la familia. Estos hombres tuvieron que luchar por lo que tenían, no en una forma nacionalista, sino una lucha espiritual, interna a fin de ganarse su lugar en el mundo. Late Phases es una homilía a los valores de esa generación que se va y a la cual debemos seguir escuchando de cerca para nunca olvidarla.

 

*este texto fue escrito en inglés por Kaleb Williams, traducido por J. DeLeón-Serratos. | (read it in english @ Book of Dread).

 

Share: