Carlos Enrique Taboada es uno de los directores mexicanos más reconocidos por sus películas de terror así como por sus actividades mórbidas en el set, cuenta la historia que una vez hipnotizó una iguana para propósito de la filmación. No obstante, si dejamos fuera su tetralogía de terror, Taboada tiene una filmografía mucho más extensa. En particular existen dos películas que son de mucha calidad, aunque dejan a un lado el miedo, para adoptar un giro de thriller sicológico. Helas aquí:

Vagabundo en la Lluvia (1968)

Una chica socialité llamada Ángela se escapa de una fiesta excéntrica para huir a la casa de campo de su esposo que viaja por Estados Unidos. Ahí planea reunirse con alguien pero al entrar se da cuenta que la morada ha sido quebrantada por la puerta trasera. Para su sorpresa encuentra un vagabundo que ha decidido pasar ahí la noche debido a la tormenta.

Póster

Vagabundo_en_la_lluvia-343571115-large

Escena

 

http://youtu.be/gWDp6Qaqvxc

 

Rapiña (1975)

Porfirio es un leñador de un poblado indígena mexicano donde abunda la pobreza. Su mayor sueño es lograr el occidentalizado sueño de “progreso”. Un día mientras camina para encontrar madera encuentra un avión que se cayó. Como nadie sobrevivió, Porfirio toma las pertenencias de los muertos para venderlas, pero cuando regresa a su pueblo nota que otros campesinos hicieron el mismo hallazgo. Una verdadera oda al materialismo interpretada por Ignacio López Tarso.

Póster

 

rapina-ignacio-lopez-tarso-y-german-robles-dvd-7718-MLM5265477642_102013-F

 

Escena

http://youtu.be/juA_5TFd_Xg

Share: