Los LEGO son uno de esos juguetes que por más viejo que estés llaman tu atención (se avientan un muy buen tiro con los Playmobil). Acá para los fans de lo mórbido, ver unas casas del terror construidas con esta piececillas destructoras de plantas de los pies nos hacer pedir que regresemos 15 años atrás para jugar con ellas.

El artista Mike Doyle creó tres casas embrujadas donde los Lego son los ladrillos, el cemento y la varilla. En realidad  toda su obra gira en torno a construcciones maravillosas con Legos. Este proyecto en especifo es tremendo por dos motivos; uno, su detalle y perfección; y dos el tamaño, que como asegura Bloody-Disgusting, se mide en pies y no pulgadas (malditas medidas anglosajona/ 1 pie=0.3048 metros).

Visita la página de Mike Doyle para conocer el resto de su obra.

Galería

 

Share: