Texto: Ivonne Mota

The Serpent and the Rainbow es una película de 1988 dirigida por Wes Craven. Basada en el libro del mismo nombre escrito por Wade Davis, etnobiólogo canadiense, donde comparte algunos oscuros secretos del vudú, entre ellos la forma de zombificar a una persona a través de polvos anestésicos.

En algunas regiones de África, como Nigeria, se sabe que el término “zombi” es derivado de la palabra “nzambl”, que tiene dos significados: dios o espíritu de una persona que ya falleció. En otros países con Haití utilizan el vudú, una creencia donde los brujos mayores tienen el don de zombificar, acto que consiste en desprender el alma de cualquier persona y que éste sirva como “esclavo”.

La historia de esta película presenta a un antropólogo llamado Dennis Alan que viaja a Haití, con el fin de hacer investigaciones respecto de una substancia venenosa que los pobladores utilizan en sus rituales sangrientos de magia negra.

Las historias que algunos doctores de la zona le han platicado a Dennis, sobre pacientes que dieron por muertos y vieron caminar días después por la calles de la isla incrementa su curiosidad y su interés que van más allá de lo “científico”, pues se involucra en el caso verídico de un hombre llamado Clairvius Narcisse, supuestamente envenenado y enterrado vivo. Es en esos momentos cuando se enfrenta asimismo y decide desafiar con su propia alma al líder de un grupo paramilitar llamado Tonton Macoute. Peutraud el gran brujo que vigila Haití es dueño del verdadero secreto de la zombificación.

Sin duda un excelente clásico que muestra tan solo una pequeña parte de la tenebrosa mitología africano-haitina.

Share: