Fue el sábado pasado cuando tuve oportunidad de escaparme de las oficinas de Redacción Mórbido Fest. Eran las 19:30. La noche empezaba a caer y con ella, la oscuridad acompañada de su única luz ,la luna. No había mejor momento para entrar a ver Late Phases.

Pocas veces he pensado pasar mi retiro en un lugar como Crescent Bay. Lo deprimente de las colonias tranquilas y pacíficas pensadas para que los viejos no molesten a sus hijos se puede resumir en la atinada frase que aparece a la mitad de la cinta, los lugares como Crescent Bayno son para que la gente llegue a vivir, sino para que llegue a morir”. Y aunque me encanta el paisaje boscoso, la soledad y el silencio, toda la atmósfera que Late Phases arma entorno a esta población es probablemente el elemento más perturbador de toda la película. Dicho en otras palabras, hay maneras de lidiar con criaturas como los hombres lobo, pero nunca se puede vencer a la exclusión o el olvido por parte de los seres queridos y por parte de una sociedad a la que alguna vez serviste.

LATEPHASESPICSPOSTERNEWS4

No quiero que se me mal interprete, pues los hombres lobo que rodean Crescent son geniales. Peludos, colmilludos y con ojos grandes, sin duda convencen. Pero más allá de sus ataques, de la saña con que devoran a sus víctimas y la voracidad con la que los persiguen, la verdadera joya está en la metamorfosis. Ese viaje de humano a licántropo ha consagrado y arruinado películas en una sola escena. Pareciera que hay dos maneras de lograr esa transición, con astucia o siendo gráficos. Mientras la primera, esconde los detalles, la segunda estaciona frente a nosotros la transformación. Adrián García Bogliano logra el justo medio entre las dos, y mejor aún, no hay CGI de por medio. Si hay justicia en el cine, Late Phases será recordada como una de las grandes transformación de hombre a lobo.

Es cierto, el mundo cambia, y con él la cultura del cine de terror junto con sus criaturas que tanto nos asustan. No obstante, las cosas clásicas son llamadas así por algo. Si bien casarse con la vieja escuela no siempre es lo mejor, usar el conocimiento del pasado con una atmósfera contemporanea es como usar lentes viejos de con cámaras digitales o como cuando descubres que la ropa de tu mamá o papá te queda ¿A qué va todo esto? lo resumiré en dos cuestiones: Late Phases tiene tomas increíbles de la luna en sus cíclicas fases así como balas de plata para revolver, rifle y escopeta que desparraman sangre y cerebros de monstruos peludos por todas partes. La cultura de los hombres lobo no se explicaría sin uno o el otro.

late-phases-nick-damici-02

Finalmente, otra gran virtud de Late Phases; sus personajes y la relación entre ellos. Ambrose McKinley , un veterano de Vietnam, llega a Crescent Bay para lidiar con la tormentosa relación que lleva con su hijo y la debilidad visual consecuencia de su servicio en el sudeste asiático. El viejo, interpretado por Nick Damici, puede no ser tan ágil como antes a causa de la edad en conjunto con la ceguera, pero su deseo,[spoiler]no sólo de vengar el asesinato de su perro Shadow pero también de pelear por su vida (aunque ésta se sienta casi terminada), forjan un principal cuyo trágico deceso al final es la manera más honrosa y decorosa de partir, sin olvidar que le parte la mema (o la madre) a un grupo de criaturas reducidas a lobatos por un astuto veterano de guerra. Pero la mayor satisfacción es cuando, después del desprecio que la comunidad de ancianos le tuvo a Ambrose, todos son atacados y convertidos en lobos por un individuo en el que todos confiaban. Simplemente es un gran personaje, llevado y actuado con maestría.[/spoiler]

Es sencillo, Late Phases es para verse de noche o de día, con cuarto menguante o luna llena, solo o acompañado, pero eso sí, tienen que verla. Les adjuntamos el tráiler y sigan el enlace para más noticias sobre la sinopsis, clips y póster.

Trailer

Poster

late-phases-poster

Share: