Hablar sobre los cuentos de Vampiros y limones de Karen Russell es como tratar de responder ¿Cuál es tu película favorita? Los ocho cuentos que conforman este libro desbordan la imaginación en la construcción de la historia y de los personajes que te hace preguntarte ¿por qué no se me ocurrió esto a mí antes? Desde el principio saboreas los limones que quitan la sed (temporal) de los vampiros del limonar de Santa Francesca, sin darte cuenta ya eres un personaje más, adentrándote en los relatos con una facilidad como si fuera familiar el que los presidentes de Estados Unidos sean unos caballos atrapados en un Establo sin poder salir por el impedimento inexplicable de poder saltar La Valla; o que unas gaviotas acumulan objetos de la gente en su nido “esas gaviotas nos están robando pedazos de vida para hacerse un nido extraño que he descubierto en el hueco de un árbol de Strong Beach. Esos pájaros están jugando con nuestro destino

18-vampiros-y-limones (1)

Karen Russell nació en Miami en 1982, es escritora de cuentos cortos y novelista estadounidense. Su primer libro Tierra de Caimanes (2012) fue finalista para el premio Pulitzer de ficción. Considerada como una de las mejores escritoras jóvenes estadounidenses, con “Vampiros y limones” nos demuestra que la ficción y la realidad se pierde entre las líneas de estas historias, sin saberlo, ya estás con las chicas kaiko joko en el imperio Meiji donde a las familias de las jóvenes les venden ilusiones en una vocación imperial e indefensas terminan en un taller fantasma transformándose lentamente en devanadoras de seda de carne y hueso.

Podría seguir describiendo cada uno de los cuentos y contar las historias que transcurren en esta colección, pero no les quitaría la oportunidad de descubrir por su cuenta las historias fantásticas que Russell nos regala, convirtiéndose en una de las autoras que vendrían a la mente cuando alguien te preguntara ¿quién es tu escritor favorito?

Vampiros-y-limones-portada

Share: