Cuando, a finales de 2011Abe Rosenberg y su socio, Joe Hemsani, entraron a la clínica San Rafael (ubicada al sur de la Ciudad de México) en busca de una locación para su primera película, Libéranos del mal, no sabían que en realidad estaban firmado un contrato invisible con ese misterioso lugar.

LabTrece_10

Y es que, a pesar de que no filmaron allí dicha película (cuyo título debió cambiar tras el estreno en 2014 de la cinta homónima dirigida por Scott Derrickson), algún tipo de conexión se estableció entre estos cineastas y la recientemente clausurada clínica psiquiátrica, porque pocos meses después Abe y Joe regresaron con un pequeño crew para filmar otra historia titulada Archivo 253, ópera prima de Rosenberg que por fin se estrena en 2015, después de un largo proceso creativo.

Todo comenzó con ese scouting, cuenta Abe Rosenberg a Mórbido. Lo hicimos en diciembre de 2011 y para marzo de 2012 ya estábamos filmando. Nos sentíamos muy emocionados por haber descubierto un lugar del que se decían tantas cosas.

clinica-san-rafael

Pero, ¿qué cosas se decían de ese lugar, específicamente?

De 1949 a 2009, la clínica San Rafael funcionó como un centro de atención para pacientes con enfermedades mentales (o manicomio, para utilizar un término que nos es más familiar a los amantes del terror). Sin embargo, el hecho de que éste fuera administrado por una organización religiosa hizo que circularan numerosos rumores sobre que allí se practicaban exorcismos, como alguien asegura en este video.

[embedplusvideo height=”340″ width=”510″ editlink=”http://bit.ly/1618ezE” standard=”http://www.youtube.com/v/aUDutmsFlXc?fs=1″ vars=”ytid=aUDutmsFlXc&width=510&height=340&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep5985″ /]

Cierto o no, hay variadas “pruebas” de que el método científico no era el único que se utilizaba para sanar a los pacientes de este lugar.

[embedplusvideo height=”340″ width=”510″ editlink=”http://bit.ly/161iLL3″ standard=”http://www.youtube.com/v/qlYoepDF40s?fs=1″ vars=”ytid=qlYoepDF40s&width=510&height=340&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep3644″ /]

Por si fuera poco, la clínica San Rafael fue denunciada en varias ocasiones por el supuesto maltrato que sufrían los enfermos, el cual iba de la negligencia médica a la aplicación de crueles terapias de electrochoques.

[embedplusvideo height=”340″ width=”510″ editlink=”http://bit.ly/161jMTz” standard=”http://www.youtube.com/v/uwePshUwpMA?fs=1″ vars=”ytid=uwePshUwpMA&width=510&height=340&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep5252″ /]

Lo más sorpresivo de todo, sin embargo, fue que esta sucursal de infierno cerró sus puertas definitivamente a finales de 2009, sin que jamás se diera una explicación al respecto. Los enfermos mentales que allí se atendían fueron enviados a otras clínicas, el personal fue despedido y, a finales de 2013, casi todas sus instalaciones fueron demolidas para dar paso a la construcción de un moderno centro comercial.

[embedplusvideo height=”340″ width=”510″ editlink=”http://bit.ly/1DlXQgl” standard=”http://www.youtube.com/v/b8nFZIYPAO8?fs=1″ vars=”ytid=b8nFZIYPAO8&width=510&height=340&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep4375″ /]

Afortunadamente, Abe Rosenberg y su crew llegaron antes de que eso ocurriera y se convirtieron en las últimas personas que recorrieron los pasillos de la clínica San Rafael, uno de los lugares más temidos de México por la cantidad de leyendas, malas vibras y sufrimiento que allí se almecenaron durante más de 50 años.

[embedplusvideo height=”340″ width=”510″ editlink=”http://bit.ly/1DlY9HY” standard=”http://www.youtube.com/v/4YOOxG-J65Q?fs=1″ vars=”ytid=4YOOxG-J65Q&width=510&height=340&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep8279″ /]

Archivo 253 es una película de estilo found footage que cuenta la historia de un grupo de chicos que, cámara en mano, se internan en las instalaciones abandonadas de la clínica San Rafael para comprobar si las historias paranormales que se cuentan sobre ese lugar son ciertas o no.

Screen shot 2014-01-06 at 8.30.52 PM Byn

Mórbido: ¿Cómo surgió la idea para hacer esta película?

Abe Rosenberg: Todo comenzó con nuestro primer scouting a la clínica, y también por una especie de frustración. Por aquel entonces yo estaba un poco harto porque llevábamos mucho tiempo buscando el estímulo fiscal con el que se producen las películas en este país, y no lográbamos ganarlo. Nos los íbamos a ganar algunos meses después, pero eso todavía no lo sabíamos. Así que, en ese momento, la frustración me llevó a decir: ya, hagamos algo, hacer películas no puede depender únicamente de recibir un estímulo fiscal; si quieres hacer películas, tienes que hacerlas a como dé lugar. Entonces, después de nuestra primera visita a la clínica San Rafael, nos fuimos a la oficina (que en ese momento estaba en la cochera de la casa de mi mamá) y comenzamos a escribir el guión. Al mismo tiempo vimos un chingo de películas found footage para saber qué cosas ya se habían hecho y cuál era el camino que debíamos seguir en nuestro caso.

M: ¿Por qué hacer una película found footage?

AR: Por los pocos recursos que se necesitan, en comparación con otro tipo de películas. Paranormal Activity demostró que sólo es necesaria una casa, una cama y una sábana para crear una sensación muy interesante y hacer que la gente se cague de miedo.

LabTrece_13

M: ¿En qué historia o historias se inspiraron para escribir el guión?

AR: Muchas de las cosas que suceden en la película están basadas en las historias que escuchábamos sobre la clínica. Algunos decían que allí se practicaron exorcismos y, como la clínica había sido manejada por un grupo religioso, a mí no me sorprendería que eso fuera cierto. Pero había otras historias súper densas sobre algunos pacientes. Por ejemplo, cuentan que antes dejaban entrar a los familiares de los enfermos todos los domingos, y que un día uno de los pacientes más agresivos degolló al hijo de una señora que estaba de visita, para luego entrar con el cadáver ensangrentado a la capilla del lugar.

Pero había otra historia que nos parecía más real. Se trataba de una sombra, una sombra larga que andaba todo el tiempo por allí. Se decía que esa sombra entraba a los cuartos de los pacientes y se sentaba en su cama, y que ellos decían: por favor, díganle que se quite, que no se siente en mi cama. Pero no había nadie sentado allí, y aún así eran muchos los pacientes que la veían.

Screen Shot 2014-12-17 at 11.58.11

M: ¿Cómo fue la filmación?

AR: No teníamos muchos días para filmar, así que teníamos llamados muy largos. Para los actores fue muy intenso, porque filmamos todo cronológicamente. Así que cuando ellos saltan a la clínica por primera vez, en realidad no habían entrado nunca. Los metimos en una especie de casa embrujada y, por ejemplo, ellos nunca tuvieron un guión. Yo les iba suministrando información muy poco a poco y a cuentagotas. Les decía, por ejemplo, que caminaran por un pasillo, para ver qué ocurría. Había cosas preparadas por nosotros y cosas que no. Estábamos abiertos a ver qué pasaba. Hay partes de la película que son obra de la fotografía y la edición; y otras que son parte de la magia del lugar.

M: ¿Y tuvieron experiencias extrañas mientras estaba allí?

AR: Por supuesto. La primera vez que la gente de arte entró a trabajar a la clínica escucharon cómo se cayó un mueble y luego se arrastró solo. A partir de ese día el diseñador de arte y todo su equipo llegaban bien temprano a la clínica para irse antes de que anocheciera.

Hubo otra cosa, que ocurrió cuando estábamos filmando en el pabellón de los pacientes más violentos. Estábamos grabando y, de pronto, uno de los actores se volteó y salió corriendo. Me tuve que ir atrás de él y paramos de filmar como una hora, porque cuando lo encontré estaba en estado de shock. Me dijo que había visto una sombra en el pasillo y que ya no quería filmar en ese pabellón, pero finalmente lo convencí de que terminara la escena.

Hay otra cosa, que le ocurrió a una actriz. Ella estaba haciendo una escena normalmente y de pronto vi que se ponía pálida. Le pregunté qué le estaba pasando, y me dijo: alguien me acaba de tocar. Su voz tenía un nivel de histeria impresionante. Le dije: sigue la escena, pero no quería. Lo bueno es que al final sí la hizo.

Ese tipo de cosas pasaban todo el tiempo, y filmar bajo esa tensión era muy complicado. Si eras del equipo de cámara y se te perdía un sand bag en los pasillos, preferías dejarlo allí que irlo a buscar tú solo.

Screen Shot 2014-12-17 at 12.37.15

M: Supongo que al final del rodaje tenían en sus manos muchas horas de grabación. ¿Cómo fue el proceso de editar ese material?

AR: En efecto, teníamos cerca de 40 o 50 horas de material. El shock de saber que teníamos tanto fue muy grande, porque no sabía en qué iba a terminar todo aquello. Pero cada uno de los editores que pasó por el proyecto (tres, por lo menos) aportó algo interesante. Hicimos varios screenings, revisamos la sensación que la película provocaba en la gente y depuramos el corte hasta que elegimos una de las siete películas que teníamos entre las manos.

M: ¿Comenzaste a creer en fantasmas después de hacer esta película?

AR: Creo que hay una línea muy delgada entre lo paranormal y la sugestión del ser humano. Cuando estás en un lugar oscuro hay muchas cosas que crees que estás viendo, y que probablemente no estás viendo; o hay cosas que crees que estás escuchando, cuando probablemente no las estás escuchando. La verdad es que no lo sabes y eso te mantiene en un estado de alerta similar al que experimentan los pacientes de un psiquiátrico. Así es como yo lo viví. No es que fuera supersticioso, pero después de los scoutings y la pre producción pensé que debíamos pedirle permiso al lugar o no nos dejaría salir. Así que, al final, sí había algo en mí que creía en todo ese tipo de cosas.

Archivo 253 se estrena el próximo 5 de febrero en salas mexicanas.

archivo 253 poster

Tráiler

[embedplusvideo height=”340″ width=”510″ editlink=”http://bit.ly/1Et9glY” standard=”http://www.youtube.com/v/j0QzNP4JlHo?fs=1″ vars=”ytid=j0QzNP4JlHo&width=510&height=340&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep7741″ /]

 

Share: