Muchos dicen que no es necesario buscar historias de terror en la ficción, pues nunca podrá rebasar a la “terrible” realidad en la que vivimos, así que muchos directores de cine, lejos de romperse la cabeza buscando la historia ideal, deciden mirar a su alrededor y descubrir la oscuridad que habita en el corazón de los hombres.

The hills have eyes

Como era muy común en el cine de horror de la década de los 70, una familia viaja en una casa rodante toman un atajo que los lleva a encontrarse de frente con una familia de caníbales que viven en las cuevas de unas colinas. Los enemigos también son mutantes, resultado de pruebas nucleares, que al parecer en esa década hacia que la gente pensara en cosas terribles. Hace relativamente poco es estrenó un remake no tan malo, pero que definitivamente no alcanza el terror de la original, que tenía de entrada el nombre de Wes Craven y se apoya más en el impacto visual.

[embedplusvideo height=”281″ width=”450″ standard=”http://www.youtube.com/v/EkdskdFemWM?fs=1″ vars=”ytid=EkdskdFemWM&width=450&height=281&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=¬es=” id=”ep1426″ /]

Lo que pasó en realidad…

La película es el resultado de la leyenda de Alexander “Sawney” Bean, un escocés que se dice vivió en el siglo XV o XVI y era líder de un clan de 40 personas que asesinaron y se alimentaron de más de mil personas. El clan vivió en cuevas durante casi 25 años antes de que fueran encontrados y asesinados. Su leyenda ha inspirado muchas películas, pero  los historiadores niegan que esta leyenda sea verdadera.

Henry Portrait of a serial killer

Henry ha matado a cientos de personas, a cada una le gusta matarla de forma distinta. En ocasiones recibe la ayuda de Otis, su compañero de cuarto. Henry Permite esto porque  está enamorado de Becky, la hermana de Otis y por supuesto, como funcional amor con todo mundo, cuando Henry está con ella, es untpo perfectamente normal, hasta parecería ser un buen tipo. Como un extra, el papel de Henry es interpretado por Michael Rooker, que interpreta el papel de Merle en The Walking Dead.

[embedplusvideo height=”281″ width=”450″ standard=”http://www.youtube.com/v/IU3P6WXzvXU?fs=1″ vars=”ytid=IU3P6WXzvXU&width=450&height=281&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=¬es=” id=”ep4783″ /]

Lo que pasó en realidad…

La película está basada en la vida de Henry Lee Lucas que tenía como cómplice a Ottis Toole y estaba enamorado de su sobrina Frieda Powell. Lucas confesó haber matado a más de 600 personas, pero no hay evidencia que respalde su confesión y sólo se pudo demostrar el homicidio de once personas, incluyendo a Frieda. Como no hay nada real para apoyar las confesiones de Lucas, la películas está basada en lo que le dijo a la policía, no en los hallazgos de los investigadores. De cualquier manera Lucas pasó el resto de su vida en prisión.

The Serpent and the Rainbow

Dennis Alan es un antropólogo de Estados Unidos contratado por una compañía farmacéutica para conseguir una muestra de una droga utilizada en rituales de vudú en Haití que se dice es un polvo que puede convertir a una persona en un zombie. La película tiene momentos verdaderamente memorables y uno en especial muy doloroso que tiene que ver con los genitales de un tipo, un martillo y un clavo MUY grande.

[embedplusvideo height=”365″ width=”450″ standard=”http://www.youtube.com/v/EPWTvbTWhZc?fs=1″ vars=”ytid=EPWTvbTWhZc&width=450&height=365&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=¬es=” id=”ep6359″ /]

Lo que pasó en realidad…

Wade Davis es un canadiense que viajó en 1985 a Haití y conoció muy de cerca varias experiencias de zombificación. Davis aseguró que el proceso para hacer zombies comenzaba con un polvo hecho a base de una toxina natural que sometía a la víctima a un estado muy similar a la muerte, tan sólo para despertar horas después en un estado de trance hipnótico y bajo control de un amo. Davis incluso asegura haber conocido a Claivius Narcisse, un tipo de fue zombie durante dos años. Hasta hoy se sigue debatiendo si la historia de Davis es real.

Share: