Por Julio César Sánchez

Para los que nos gusta esto del cine, y más concretamente esto del cine fantástico, la asistencia a una muestra o un festival es motivo de regocijo y fiesta. Es una oportunidad única de meterse entre pecho y espalda tres pelis seguidas de un género que nos apasiona y que raramente podemos disfrutar en pantalla grande y si encima es en compañía de amigos pues mucho mejor. Y de eso tiene mucho la muestra de SyFy que se organiza en Madrid a principios de marzo de cada año. Una ocasión perfecta para juntarse con amigos y ver pelis de robots que cobran vida, westerns de vampiros iraníes o a Scarlett Johansson de devora hombres alienígena.

Como cada año Leticia Dolera (“REC 3: Genesis”) ejerció de maestra de ceremonias delante de cada sesión, comentando con su buen humor anécdotas e información acerca de las películas que se van a proyectar y aguantando como una campeona los alaridos y gritos de la audiencia (una de las tradiciones de la Muestra). Otra de las tradiciones de la muestra (y que ya cansa bastante) es la de aplaudir y/o gritar cada vez que sale un plano de la luna en la película y no sé muy bien cómo se las apañan los seleccionadores pero casi todas las pelis seleccionadas este año tienen el dichoso plano. Algo curioso ya que me puedo pasar un año viendo películas y dicho plano no aparece en ninguna salvo que este viendo una de hombres lobos… En fin.

Lo que no hubo este año es presencia de mucha gente del fantástico nacional como si ha habido otros años. Aunque tuve la ocasión de cruzar unas palabras con Paco Plaza (co-director de la saga “[REC]”) y que me aseguro que si nada se tuerce este verano estará rodando una nueva película.

La muestra se abrió el Jueves 5 de Marzo con la esperada nueva cinta de Neill Blomkamp, “Chappie”, y la decepción no pudo ser mayor. Sin llegar a ser una mala película, el realizador sudafricano de “District 9” nos ofrece su película más floja, cargada de un humor infantiloide, referencias/homenajes/robos a mano armada de “Robocop” y “Cortocircuito” y un final gore bastante violento que choca con la ingenuidad del resto de la película. Es una pena porque Blomkamp agota el discurso que ya vimos en “District 9” y “Elyseum” hasta hacerse repetetivo. Veremos que nos depara para “Alien 5”.

Chappie

Día 2

La neozelandesa “Housebound” recuerda mucho a su compatriota “The Frighteners” de Peter Jackson en su mezcla de comedia, thriller y terror sobrenatural. Una película pequeña sin pretensiones que entretiene sobre todo en su segunda mitad en la que deja de un lado el lado terrorífico y se centra en la investigación y la intriga en lugar de ser la enésima película sobre casas encantadas. El humor que baña la cinta la hace un poquito superior a la media.

HOUSEBOUND

Tokyo Tribe” vino precedida de una anécdota que contó Leticia Dolera sobre el poder de los directores en Japón, que no voy a reproducir aquí pero que no deja en muy buen lugar la salud mentar del director Sion Sono. En cualquier caso “Tokyo Tribe” es una locura maravillosa en la que se entra (y se adora) o no entra (y se odia con ganas). Un servidor es de los que entro por completo en este musical a ritmo de rap sobre la lucha de bandas en un Tokyo alternativo. Barroca, visualmente extravagante y colorida, una joya. Quizás un poco excesiva en su metraje, 2 horas, que hacen que amás de uno se indigeste con el trippy preparado por Sono.

tokyo_tribe

En su nueva película, “Bury the Ex”, Joe Dante vuelve por los caminos a los que nos tenía acostumbrados el maestro por allá de los 80, con esa de mezcla de comedia, fantástico y un pelín de terror que le hizo conocer las mieles del éxito con “Gremlins” o “Piraña”. Esta vez la película es una comedia sin pretensiones sobre un joven que tiene que sufrir a su exnovia convertida en zombi. Como si no fuera suficiente sufrir a [email protected] ex, encima que coma carne humana… Esta fue la primera de las numerosas películas con Novia-monstruo que se vieron en la Muestra. A destacar una despampanante Alexandra Daddario a la que habrá que seguir en el futuro.

11726-Burying_the_Ex-Ashley_Greene_Anton_Yelchin-__SuzanneTenner

What we do in the Shadows” fue la película que mejor acogida tuvo de toda la Muestra, aunque un servidor solo se rió 3 veces en todo el metraje de este falso documental sobre un grupo de vampiros que comparte piso, la audiencia se lo paso en grande. Un desfile continuo de gags que aunque no hagan gracia a todo el mundo por lo menos no aburre.

Día 3

La mañana del sábado fue para los más pequeños con la proyección matinal de la joya de Miyazaki “Mi Vecino Totoro”.

Por la tarde los más aguerridos se enfrentaron a “Goodnight Mommy”, una de esas películas extrañas y de las que han abundado mucho este año en la Muestra, que no deja indiferente, con un segundo acto tremendo y de la que es mejor no saber nada sobre su argumento. Una grata sorpresa.

Spring” es la segunda aventura cinematográfica de Justin Benson, Aaron Moorhead tras la interesante y original “Resolution” aquí el dúo ahonda en esa experimentación de combinación de géneros como son la comedia romántica y el fantástico. Porque Spring es un híbrido tan imposible como algunas de las criaturas que salen en la peli. Drama, comedia, suspense y fantástico se alternan en una película que sin ser redonda (le sobran unos cuantos minutos) si es una de las mejores pelis vistas en la Muestra y otro nuevo ejemplo de Novia-monstruo en este caso en la variante multiforme con tentáculos. Un aplauso por hacer una de las películas románticas más bizarras que se puedan ver.

Spring
Spring

La belga “Cub” venía precedida de muy buenas críticas y la verdad en que en muchos momentos, esta historia de un asesino en serie de boys scouts de doce años, parece que va despegar y convertirse en un clásico instantáneo pero algo le falla por el camino. Es una pena porque tiene buenos momentos y podría haber dado más de sí, pero se queda en una película entretenida sin más.

Día 4

El último día de la muestra los responsables lo reservaron para aquellas propuestas más arriesgadas y densas. Casi casi el día hispter.

La coproducción escandinava “LFO” es una marcianada que también gustó bastante aunque personalmente se me hizo algo pesada. Sus geniales últimos 10 minutos hacen que la película deje buen sabor de boca.

Con “Jamie Marks Is Dead” llegamos a la traca final de la muestra y a una de las peores películas vistas. Esta película de fantasmas de ritmo exasperante consiguió el consenso de los asistentes: La peor película de la Muestra.

A Girl Walks Home Alone at Night” se ha definido como un western de vampiros iraní rodado en blanco en negro. Y la verdad es que ni es un western, tan solo sale una vampira, está rodada en California y, bueno, si está rodada en blanco y negro. “A Girl Walks Home Alone at Night” es una de las películas que más dividió a la audiencia y para mi es una de las más estimulantes proyectadas. Cercana al cine de Jim Jarmush y David Lynch con una vampira que invierte los roles habituales del cine de terror y que lleva un jihab (el velo musulmán) que recuerda a la clásica capa de Drácula, un empleo fascinante de la música y la fotografía. A muchos irritó su narrativa poco convencional así como algunas de sus propuestas visuales pero se agradece una nueva voz propia, la de su directora Ana Lily Amirpour, que seguro dará mucho que hablar. Por cierto otra película con Novia- Monstruo en este caso con la variante Novia-Vampiro, y ya van unas cuantas.

girl3_3

Y la clausura vino de la arriesgada, hermética y vapuleada “Under The Skin”. Si bien es de agradecer que el festival traiga propuestas arriesgadas que difícilmente puedan verse de otra forma en pantalla grande, no creo que la película de Jonathan Glazer fuese la mejor forma de cerrar la muestra. Glazer convierte a Scarlett Johansson en una alienígena que se “alimenta” de hombres y que poco a poco va humanizándose, lo cual será su perdición. Eso es el argumento pero no esperéis ni uno solo de los elementos típicos de la ciencia ficción. Por el contrario Glazer intenta mostrar lo mínimo, a excepción de los centímetros de piel desnuda de Scarlett Johanson en lo que es bastante generoso. Aunque la propuesta y las lecturas del film son muy interesantes así como tres secuencias devastadoras el ritmo de la película es una cura para el insomnio.

UNDER THE SKIN
UNDER THE SKIN

En definitiva una Muestra que ha dado títulos interesantes aunque ninguna joya a reivindicar y cuya media ha sido un poco inferior a otras ocasiones. Esperemos que el año que viene haya un poco más de nivel, algún título asiático y latinoamericano más (lugares donde se están haciendo cosas muy buenas) y ¿por qué no decirlo? Un poquito más de terror que este año hemos andado escaso.