<<<11>>>

banner-mad-max3

a.k.a. Star Drive-In: Campo de Exterminio  a.k.a. Escalation

Entrar fue fácil… salir es un infierno sobre ruedas

Australia 1986

Dir.: Brian Trenchard-Smith

Reparto: Ned Manning, Natalie McCurry, Peter Winford, Wilbur Wilde, Dave Gibson, Sandie Lilingston, Ollie Hall, Murray Fahey, Jeremy Shadlow, David Jones

En 1990, Australia se sume en el caos y la anarquía, la gente se debate entre la pobreza y la barbarie, mientras que la naturaleza y el estado están casi destruidos. Las calles son dominadas por las pandillas. Sólo hay un lugar donde se puede escapar al caos: un autocinema. Crabs (Ned Manning) pide un préstamo a su hermano, un auto clásico para pasar un buen rato con su novia (Natalie McCurry). Pero cuando llegan al autocinema se dan cuenta que cientos más han sido capturados y engañados bajo la premisa de un lugar que no es lo que parece. El autocinema es en realidad una prisión para los ciudadanos indeseables y desechables. El caos se desata dentro cuando la policía lleva como prisioneros a unos asiáticos que hacen que los internos se sientan amenazados por los exóticos de nuevo ingreso. Mientras todos hacen actos violentos hacia los foráneos, Crabs tiene una sola cosa en la mente: ¡Escapar!

unnamed

¡Vaya película! Absolutamente única. Punks en masa, “No hay futuro” escrito en cada esquina, incluyendo en los peinados, coches, vestuarios y sets.

Al igual que en Mad Max, la policía es proveedora de batallas contra las pandillas callejeras. El autocinema se convierte en un campo de concentración para jóvenes aparentemente con ayuda del gobierno. En la pantalla del cine se ve “Turkey Shoot” (El thriller temático “splatter donde nadie sobrevive” de Brian Trenchart-Smithy de 1982) el póster anuncia “Rambo VIII- Rambo toma Rusia. La situación kafkiana con la que se llevan a los jóvenes parece no importarle a los punks pues lo toman con estoica compostura. Se pasean por ahí, tiene sexo, se peinan chistoso y golpean sus cabezas sólo por diversión. Pero cuando siente su monotonía amenazada por unos extranjeros, la violencia y el odio se desata.

El comentario irónico y sarcástico que Brian Trenchard-Smith añade, aún es válido hoy en día. El final liberador de la película se complementa con una música que grita por doquier: ¡Libertad!

Desafortunadamente una película que se conoce muy poco, pero que es muy recomendable.

Tráiler

Póster

DEAD E_

VHS

VHS-Video-Cover-Art-Dead-End-Drive-In