Por Christian Cueva

Acción pura

¿Que si Mad Max: Fury Road (George Miller, 2015) es un digno reboot de Mad Max 2: The Road Warrior (George Miller, 1981)?

Sí, lo es.

¿Que si Mad Max: Fury Road es como Mad Max 2, pero con mucho más presupuesto?

Desde luego.

¿Qué si Mad Max: Fury Road es una de las películas de acción más emocionantes, trepidantes, violentas y espectaculares de los últimos años?

Absolutamente.

Y es que ver Mad Max: Fury Road es como asistir al mejor concierto de rock de la historia. Es como meterse una inyección de adrenalina. Es como una caída libre desde 10 mil pies de altura.

Mad_Max-_Fury_Road_10

Un espectacular George Miller nos recuerda por qué el cine de acción de los 80’s todavía resuena en nuestras mentes, con esta historia sobre un solitario y atormentado hombre (Tom Hardy) que, por azares del destino, acabará escoltando a un grupo de mujeres lideradas por Imperator Furiosa (Charlize Theron) hacia una “tierra prometida” en la que estarán a salvo de Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), un tirano que las somete a sus caprichos sexuales y que mantiene a toda una sociedad en condiciones de hambre y sed.

La película, de principio a fin, se plantea como una gran persecución motorizada en la que sólo una cosa importa: sobrevivir.

Por Ricardo Farías

Una clase de cine de acción

¿Miller nos recuerda cómo se hace el cine de acción?

Sí, definitivamente. Aunque tuvimos que esperar 30 años, llegó por fin un filme que tiene las suficientes pelotas para reinventarse a sí mismo. Cuando otras películas que entrarían en el género de “acción”, “palomeras” (hola Avengers) o como les quieran decir, son tan complacientes, con tan poca personalidad, Miller nos viene a recordar a todos cómo carajos se hace buen cine.

Mad Max: Fury Road se acaba de convertir en un clásico automático. ¿Cuántos directores pueden presumir de hacer una cuarta entrega del mismo tema, personaje e historia, que sea tan poderosa como la primera? ¿Cuántos directores pueden presumir de esa vitalidad a los setenta años? Los hay sin duda, pero son pocos.

A todo esto, ¿por qué es una clase de cine de acción? Por que lo tiene todo: Miller re-construye sobre ese universo post-apocaliptico que alguna vez nos mostró e incluso nos da un poco más, tiene persecuaciones enfermas de las que se podría escribir una reseña a parte, grandes antagonistas, un par de héroes brutales: un muy digno Max, una espectacular Furiosa, precisión en el uso de efectos – sí señores de Marvel, el CGI no lo es todo – y las escenas de acción llevan a algún lado, no son una concatenación de secuencias sino que nos cuentan una historia. Mad Max: Fury Road es una demostración efectiva y contundente de cómo hacer cine de acción con testosterona y progesterona al mismo tiempo, cómo ser innovador y respetar tu historia. Mad Max nos recuerda que

Miller, solo hay uno.

Mad Max POSTER

Por Laura Rojas

Ellas patean traseros

¿Es Furiosa el personaje principal de Mad Max: Fury Road? Es claro que el mensaje central no es el de cargar el estandarte feminista, sin embargo acierta con cada personaje femenino que hay en la cinta. Desde Imperator Furiosa, quien ni rescata ni secuestra a las esposas esclavas criadoras de Immortan Joe, sino que se une a ellas en la empresa de la libertad y el respeto; hasta las nodrizas dadoras de mother’s milk, quienes al principio podrían parecer meros instrumentos.

Mad_Max-_Fury_Road_7

El mensaje feminista engrandece cuando , tanto Furiosa, como las cinco esposas y el clan de mujeres que gobernaban el “lugar verde”, se dan cuenta que no tienen que huir del maltrato y el abuso, sino enfrentarlo y sacar al bastardo de su propia casa, siendo las badasses que merecen ser. No se trata de que estas mujeres quieran ser como los chicos en un mundo post apocalíptico, pues toda la belleza y feminidad siguen intactas con cada golpe que dan y con cada brazo amputado. Embarazadas, gordas, flacas, jóvenes y ancianas, no importa nada, ellas patean traseros.

 

Share: