Por Julio César Sánchez

Para leer la segunda parte de esta entrada da click aquí.

Si hay algo que ha marcado estos primeros tres días de la tercera edición de Nocturna, el Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid, es la presencia de Robert Englund, convertido en icono del cine fantástico moderno gracias a su personaje de Freddy Kruger, como él bien dijo en la presentación, “a la altura de King Kong”. Su presencia ha sido constante, así como el acoso y derribo de los aficionados que no han parado de hacerse fotos y que Englund les firmara fotos, posters, camisetas…

Robert Englund

Pero no nos adelantemos porque este año Nocturna cuenta además con las visitas de los homenajeados en esta edición Alaxandre Aja, Lamberto Bava, Alex de la Iglesia y José Antonio Pérez Giner. Y, especialmente, este año tenía como país, invitado a México.

LUNES

Cuernos” (Horns) fue la película inaugural del Festival. Su director, el francés Alexandre Aja, vino a presentarla y recibir el premio honorífico Nocturna Visionarios. Antes de la proyección de su última película, Aja agradeció al público y al festival el premio, así como al cine Español de género de los 90 que reconoce como una influencia decisiva que le hizo ver que se podía hacer cine fantástico como en Hollywood, y a la vez tener un carácter muy personal y llevarlo a la identidad propia del país. También reconoció lo difícil que es hacer cine de terror en Francia, pero como tuvimos la oportunidad de entrevistar al francés para Mórbido y hablar de estas otras cuestiones, pronto tendrán más noticias.

Justo antes de la proyección pudimos disfrutar de un adelanto de 10 minutos de “Extinction” la nueva película de Miguel Ángel Vivas, tras “Secuestrados” co producida con Estados Unidos y con actores como Matthew Fox y Jack Davenport. Tengo que decir que lo que vimos es impresionante, en concreto una secuencia que esta clavada de uno de los mejores pasajes de “Y Pese a Todo”, la novela de Juan de Dios Garduño. Tendremos que esperar hasta el verano para poder ver la película acabada.

También basada en una novela homónima, esta vez de Joe Hill, está “Horns” y no sólo es una adaptación fiel sino que ha sabido sortear con maestría la dificultad de la narrativa y los cambios de tono de la novela. La historia protagonizada por Daniel Radcliff (quien está consiguiendo quitarse el estigma de Harry Potter), es un “¿Quién la mató” de fantasía romántica, con una buena dosis de humor negro y carga crítica. Con todo y todo, funciona a la perfección. Probablemente no es la mejor de película de Aja, ese título corresponde a “Las Colinas Tienen Ojos” o “Alta Tensión” pero sí es algo especial. Estoy seguro en el futuro alcanzará el status de clásico del fantástico.

México

Como nueva iniciativa cada año se invitará a la cinematografía de un país y este año ha sido el turno de México. Buena excusa para rescatar títulos como “De Día y de Noche”, la divertida “Santos Vs La Tetona Mendoza” y una de las cumbres del nuevo cine fantástico mejicano “Somos lo que Hay”. La cinta dirigida por Jorge Michel Grau es un relato realista y social, no exento de humor negro, sobre un tema que no se ha explotado mucho cine por el terror (y menos de forma realista) como es el canibalismo. Unos estupendos Paulina Gaitán y Francisco Barreiro destacan en este macabro retrato de familia. Este ciclo culminara el viernes con la proyección de “Mexico Barbaro”.

“Indigenous” fue la primera en abrir fuego en Nocturna 2015, y reconozco qué al haberla visto después de comer, resultó indigesta. Niños y niñas muy guapos y guapas, ellos como dependientes de Abercrombie and Ficht, ellas como aspirantes a ser la última starlette porno; nivel dramático menos que cero; guión e interpretaciones vergonzantes; realización con medios (dentro de ser un serie B), mezclando sin ton ni son la realización tradicional y el found footage.

A continuación vimos “The House on Pine Street”, con los realizadores los hermanos Kealing en la proyección. Tras un comienzo titubeante la película de casa encantada va creciendo en atmósfera hasta convertirse en una sólida propuesta de género, aunque es una pena que su mensaje sea un pelín reaccionario.

MARTES

El martes fue el día de Robert Englund, por la noche pudimos asistir a la proyección de “Pesadilla en Elm Street” (Nightmare on Elm Street), presentada por el propio Freddy… y que ni Alaxandre Aja quiso perderse. Englund se mostró afable y totalmente entregado con su público. Intercaló frases en español e inglés, y habló del amor y el poco presupuesto con el que se hizo la primera “Pesadilla”. La proyección fue una fiesta y la película sigue luciendo espectacular en pantalla grande. Poco más se puede añadir del clásico de Wes Craven pero me voy a permitir contar la siguiente anécdota: el que esto escribe alquiló la primera película de Freddy Kruger en el videoclub y la vio con apenas 10 u 11 años. Justo la edad que tenía un niño que se sentaba junto a su madre en la fila de adelante. El niño venía muy emocionado a ver la película, pero durante el primer asesinato comenzó a llorar hasta que su madre consiguió calmarle al susurro de -Es solo un sueño, una pesadilla- cosa que mitigó al niño hasta la siguiente pesadilla de la película en la que los dos pobres tuvieron que salir de la proyección ante la ansiedad del niño. Con lo que quedaba comprobada la efectividad de la película 31 años después de su estreno.

Robert Englund además vino a presentar otras dos películas “Fear Clinic” y “The Last Showing” cuyos directores también han estado presentes en el Festival. “Fear clinic” nació como una serie de TV en la que un doctor (Englund) trataba a sus pacientes haciéndoles enfrentar a sus propios miedos. En cada capítulo un paciente se enfrentaba a su miedo. La película es una especie de secuela-adaptación, algo que no queda muy claro viéndola pues comienza con una especie de resumen de lo acontecido a toda velocidad y el espectador no sabe muy bien que está ocurriendo. El doctor ha creado una cámara de aislamiento sensorial en la que introduce a sus pacientes pero estos siguen reviviendo sus miedos mucho tiempo después de haber sido curados. Algunas ideas simpáticas que recuerdan mucho a “Altered States” (Viaje alucinante al fondo de la mente), pero que pierde interés a medida que el desconcierto de la trama se hace cada vez mayor. Robert Englund cumple con su papel de mad doctor bastante sereno y la cada vez más en alza Fiona Dourif (la hija de Brad Dourif) hace lo que puede co su papel.

Teníamos muchas expectativas puestas en la película de monstruo “Dark Was the Night” por desgracia esta historia de un pequeño pueblo asediado por un monstruo resulto ser bastante rutinaria, fría y desangelada. Prácticamente no vemos al monstruo hasta al final y cuando lo vemos la falta de presupuesto nos dice que hubiera sido mejor no ver nada. No desagrada pero tampoco llega a convencer.

MIÉRCOLES

El miércoles el nivel del festival se elevo con las cintas proyectadas.

June

Nocturna estrenaba mundialmente “June” y la verdad es que había ganas e interés por ella incluso teniendo a Casper Van Dien como protagonista (que no es precisamente el mejor actor del mundo). ¿Y que es “June”? Pues es una especie de “Carrie” de bajo presupuesto y la omnipresente fotografía digital plana, con una narrativa apañada, suspense con una niña maligna de 9 años y una secta pagana. Al menos entretiene.

Kill Me three times

La Australiana “Kill Me three times” es un thriller negro lleno de engaños, chantajes y asesinatos con mucha comedia negra y un estilo narrativo deudor de “Pulp Fiction”. De hecho la película juega con el tiempo en el que se desarrolla la acción para avanzar y retroceder en la historia que se va volviendo más sangrienta y violenta a medida que avanza la película. Un reparto mayoritariamente australiano encabezado por el británico Simon Pegg y la brasileña Alice Braga que cumplen muy bien en este divertimento que dejó muy buen sabor de boca y que se agradece entre tanta propuesta “seria”.

It Follows

Se habla mucho de que “la época dorada” del terror ya paso, que el cine moderno no son más que remakes, secuelas y que no existe nada original. Pués bien “It Follows” lo es. Es original, es fresca, y lo más importante da miedo. La película de David Robert Mitchell tiene dos o tres momentos realmente terroríficos incluso para el espectador más veterano. “It Follows” consigue crear tensión y miedo con muy pocos elementos, sin prácticamente efectos especiales y sin recurrir a elementos mil veces vistos. En gran medida a crear esta tensión contribuye la estupenda música de Rich Vreeland que recuerda al Carpenter de los ochenta con su uso de los sintetizadores y la presencia de Maika Monroe que se está convirtiendo en toda una musa para una nueva generación de directores de género. Esperamos que su director tenga una prospera carrera dentro del fantástico.

Share: