Algunos dirán que soy un maldito exagerado pero igual ahí les va. Estos morros lo han hecho muy bien. Blum, Wan y Whannell -con esta nueva entrega- lograron fortalecer y consolidar a Insidious (La noche del demonio) como una de las mejores franquicias actuales del terror mainstream. Muchos dirán que este filme no tiene nada nuevo, que tal vez no propone, pero a pesar de que estas críticas sean medianamente ciertas, esta tercer entrega recompone el camino y nos muestra que el terror puede tener personalidad, estar bien hecho y ser entretenido. Si lo único que quieren saber es si vale la pena pagar el boleto, no les quito el tiempo, la respuesta es sí. Cuando la vean, regresen a leer la reseña o a mentarme la madre, pero regresen.

insidious-3-stefanie-scott

Este filme tiene sus aciertos. Primero, a leguas se nota el cariño que todos le tienen al proyecto, el mismo Whannell ha mencionado que Insidious es ese bebé que James Wan y él han visto crecer un convertirse en un sano engendro. Whannell tomó la batuta del film y recibió por fin la oportunidad de dirigir una movie. A mi parecer, la apuesta con Whennell salió muy bien, sin duda mejor que con John R. Leonetti y Annabelle. Whennel no es un improvisado, conoce el medio, tiene un camino recorrido como actor y escritor, pero mejor aun, es fan de género y eso siempre se agradece. Whennell quien con La noche del demonio se estrena como director, le mantiene el ritmo a Wan y se convierte -en el mejor momento posible- en un cómplice para el director.

insidious-3-bed-night

Segundo, es una película donde uno disfruta como fan. Si bien es un filme “serio”, mientras avanza te das cuenta de cómo el equipo goza de esos momentos de suspense bien construídos, me gusta que no hay nada que esconder en el filme. Insidious es una franquicia que no podría haber existido hace 30 años, ya que está basada en la idea de que ya sabemos cómo funciona una peli de terror y juega con esa premisa. Como en otras entregas en este film, habrá visitas en “the further“, bajo la oscuridad, ahí acompañaremos a los personajes por esos oscuros pasillos, sabremos que algo va a pasar, que en algún momento nos asustarán, pero aun así, aunque sea de pastelazo, está muy bien hecho.

insidious3thumb-1426707112443_1280w

Tercero. Muy buenos personajes. OJO, antes de que me avienten un jitomatazo, el papá, Sean Brenner (Dermot Mulroney) está fuera de tono, todos los demás comparten el mood, incluso Stefanie Scott (Quinn Brenner) que si bien no es “la” histrionisa, no lo hace nada mal. Definitivamente la película la sostiene Lin Shaye (La medium Elise Rainier), aunque en el último acto del filme veremos que Angus Sampson (Tucker) y Leigh Whannell (Specs) aparecen y por primera vez y hacen el trío maravilla. Por si no lo sabían, si bien esta es la tercer entrega de la serie en realidad es una precuela, en este filme, Mrs. Rainer conoce a estos dos divertidos chicos que se convertirán es sus cómplices. Como dato adiciónal, ahí les aviso que verán en el filme a Michael Reid MacKay ( Victor en Seven, Jason 143 en X-Men 2), no les diré dónde y así evito el spoiler, pero como siempre haciendo personajes bien creepys.

Pa cerrar. ¿Qué van a encontrar en Insidiuos: Chapter 3? Una película de terror, con su fun factor y buenos momentos de tensión. Van a encontrar un filme que se deja las pretensiones para otro momento y homenajea a los clásicos, y para los fan de las 2 anteriores, descubrirán algunas cosas que tal vez no están explicadas en la 1 y 2.

 

Share: