Cuántas películas de niñeras perseguidas por asesinos lunáticos hemos visto. La respuestas, probablemente, es muchas. Antes de aventurarnos a decir que éste es un escenario en exceso trillado, y por lo tanto desacreditar cualquier nueva producción que presenta una historia con estos componentes, es prudente explorar brevemente el por qué se ha usado tanto.

Captura1

Los elementos de terror que existen detrás del escenario con la niñera son evidentes. Es una joven (la mayoría de las veces es mujer) que se encuentra en casa de unos desconocidos, que no conoce bien el espacio y cuya única tarea es cuidar a un niño durante la noche. Una casa extraña, la soledad y la noche hacen probablemente a las niñeras blancos fáciles para los criminales (porque no siempre las quieren matar ¿o sí?), quienes la mayoría del tiempo buscan, precisamente, víctimas fáciles de controlar.

Bueno, pues parece que ya sabemos que le sucederá al personajes de Caitlin Custer en “The Babysitter Murders”. Pero después de ver el tráiler, parece que nos equivocamos. Y es que la inteligente y premiada película en el Stanley Film Fest (Fangoria) dirigida por Ryan Spinedell nos pone en contexto con “Una noche oscura y tormentosa. Una inocente niñera en solitario. Un sicópata prófugo en busca de sangre”. Es justo lo que les decíamos “Ya saben cómo se desarrolla esta historia…¿o no?”.

TBMSTILL

De tal manera que no se me precipiten con la originalidad o con los clichés. Es casi un hecho que “The Babysitter Murders” nos tiene algunas sorpresas con una niñera más brava de lo que esperamos.