Como humanidad siempre hemos envidiado a los pájaros. Tal vez sea por esa peculiar característica que los diferencia del resto del reino animal, volar, y que los ha convertido en nuestro símbolo de lo que más añoramos como individuos dentro de esta sociedad y que nunca podremos tener, la libertad. O tal vez porque entre sus cantos y sus bellos plumajes, incluso cuando son nada más negros, se desata unas poéticas y culpables ganas de ser como ellos, algo que nunca seremos. O incluso porque a pesar de todo el esplendor histórico que muchas culturas les han dado, la inteligencia que la ciencia les ha comprobado y su capacidad para vivir entre o sobre nosotros, continúan siendo un detonante de miedo para los humanos.

En la ficción los ejemplos más memorables son “The Birds”, la historia de Daphne du Maurier, y la adaptación fílmica que Hitchcock le propinó en 1963. Pero muchos otros ejemplos se han sumado. Entre ellos está también “The Owlman”, el mito de una criatura mitad búho y mitad humano que aparentemente fue avistado en el suroeste de Inglaterra a mediados de la década de los setentas.

Ahora que hablamos de dicho mito, muchos recordarán el filme “Lord of the Tears” (revisiten la info de la película aquí) del cineasta Lawrie Brewster. Una película cuyo villano era precisamente el Hombre búho. La apreciación aquí es que el director británico conoce bien lo que es tenerle miedo a los pájaros, y para muestra de ello su nueva producción independiente “The Unkindness of Ravens”.

ravens1

La cinta parece ser una película de terror en sinergia con un filme de guerra. Y esto no es extraño porque ¿acaso hay algo más aterrado en este mundo que el belicismo? En palabras del propio Brewster, nos enfrentamos a un “‘Apocalypse Now’ se encuentra con ‘Evil Dead’” (Shock till you drop). La historia es sobre “un vagabundo veterano del ejército que es acosado por una parvada de cuervos en las tierras altas de Escocia”.  Los hombres vestidos de cuervos son muy similares a la misteriosa vestimenta que portaban los doctores en la Edad Media, ¡ah que tiempos aquellos!

ravens3

The Unkindness of Ravens” aún no concluye. Sus esfuerzos de post producción incluyen un Kickstarter al que se pueden sumar. Obviamente hay beneficios para todos aquellos que contribuyan financieramente con la película.   

Shock till you drop ha categorizado el tráiler como NSFW. Nosotros no lo consideramos para tanto, a menos que en tu trabajo haya mucha susceptibilidad a la sangre y a la extracción ocular a manos, o mejor dicho, a pico de un Corvus.