Por Alfonso Monroy

Pocas personas asocian la temporada navideña con las películas de terror, al acercarse las fiestas la gente baja la guardia, se preparan para disfrutar el cierre de año y con ello olvidarse de las situaciones en el mundo real. Unos piensan en regalos y otros en vacaciones, es quizá por ello que es la época perfecta para desarrollar una película de terror pues justamente la gente se encuentra desarmada y vulnerable.

De una forma acertada y contundente, Michael Dougherty (celebradísimo director de la cinta de culto Trick ´r Treat) regresa después de una ausencia de casi 8 años en la pantalla con una película que se siente bien estructurada y diferente.

Krampus es un filme que desde su inicio plantea su propio universo de una forma clara y sin ambigüedades: una familia de clase media en Estados Unidos conformada por mamá, papá, hija, hijo y abuela van a celebrar las fechas con la familia de la esposa. Como en todas estas épocas hay sentimientos encontrados que amenazan con volver la Navidad en una ocasión de hastío dejando a un lado la alegría y celebración que deberían prevalecer.

La mamá (una espléndida Toni Colette) está más preocupada con que todo sea perfecto sin poner atención a lo que su familia necesita de verdad, el papá (el cómico Adam Scott, recordado por la serie Parks and Recreation) se encuentra sumido en su trabajo. Mientras la hija sólo quiere ver a su novio, el único que realmente siente algo de la Navidad es el hijo, Max, quién al lado de su abuela sólo desea que su navidad sea como antes.

Será con la llegada de la familia de la mamá que la situación se vuelva un verdadero drama familiar dejando de lado todo lo que la Navidad se supone debe ser.

12227229_988442391219635_217987956379864926_n

Es justo en ese momento de quiebre que un macabro ser llamado Krampus entra en sus vidas de una forma violenta y sin piedad. El origen de este ser se remonta al folklor de países de habla germana, en especial en las regiones de Austria y sus alrededores, esta figura se considera una especie de anti San Nicolás que en vez de traer regalos, se encarga de castigar a aquellos que se han portado mal durante el año.

Sus orígenes son ciertamente oscuros pero su apariencia casi demoníaca ha inspirado terror a lo largo de los siglos y sigue vigente en esas regiones donde se le celebra con respeto y también algo de miedo.

Krampus y sus emisarios convertirán las fiestas para estas familias en una verdadera pesadilla, ellos deberán armarse de valor y superar sus diferencias si quieren sobrevivir a la Navidad, ya que ahora si de verdad sus vidas corren peligro.

Michael Dougherty construye una película con guiños a clásicos de las fiestas como Black Christmas (1974) mezclado con la comedia de la mítica Gremlins (1984) logrando de esta forma una cinta fresca de terror que se aleja de los lugares comunes del terror actual.

12308255_996329537097587_5737637227124780791_n

Lo que empieza como cualquier otra reunión familiar evolucionará hasta volverse una sólida cinta que logra en iguales dosis sustos y risas llevándonos hasta un desenlace el cual sorprenderá a más de uno que piensa que todas las películas navideñas son iguales.

Sin lugar a dudas no pensaremos en portarnos mal sabiendo que Krampus se encuentra en algún lugar vigilándonos.

ESTRENO EN MEXICO: 11 DE DICIEMBRE 2015.

Share: