Vaya que el maldito cáncer ha estado llevándose a muy buenos y reconocidos actores este 2016.

Esta mañana, el veterano y prolífico histrión Alan Rickman ha fallecido, así lo ha confirmado su familia a través de las redes sociales con la siguiente declaración: “El actor y director Alan Rickman ha muerto de cáncer a la edad de 69 años, rodeado de su familia y amigos”.

Rickman hizo de todo tipo de rol, pasando desde la comedia con Kevin Smith en “Dogma” (Metatron, 1999), como en la ciencia ficción bajo la dirección de Dean Parisot en “Galaxy Quest” (Alexander Dane, 1999); de igual modo se lanzó como el malvado Sheriff de Nottingham en la “Robin Hood: Prince of Thieves” de Kevin Reynolds (George, 1991).

Pero por el personaje que todo el mundo lo conoció, y por el cual se le clasificó como uno de los villanos más populares en el universo del cine, es sin lugar a dudas por la caracterización del profesor Severus Snape de la fantasiosa franquicia “Harry Potter” (basada en los libros de J.K. Rowling).

Sin embargo, los fans de Tim Burton, y seguidores del terror también, seguirán reconociéndolo por su talento en las actuaciones de “Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street” (Judge Turpin, 2007), así como en la bizarra versión de “Alice in Wonderland” (la voz de Blue Caterpillar, 2010).

Alan Rickman hizo su primera aparición en grande dentro del clásico thriller de acción “Die Hard” de John McTiernan (el terrorista alemán Hans Gruber, 1988).

Y para recordarlo siempre como uno de los mejores malos, volvamos a sus propias palabras: “Yo no interpreto a villanos, yo interpreto a gente muy interesante”.

Descansa en Paz, temido y desquiciado maniático Alan Rickman.

Te dejamos aquí un clip de Rickman como el profesor Severus Snape, en Harry Potter and the Sorcerer’s Stone” (Chris Columbus, 2001)… ¡Hasta siempre, Alan!:

Share: