Trouble every day

por Francisco Eguiza, editor de ElHorror.mx

BANNERVIOLENCE

1.Trouble Every Day (2001)

Trouble Every Day cuenta la historia de una ninfómana que no puede evitar consumir la carne de sus amantes justo después de acostarse con ellos; Claire Denis (una de las mejores directoras en el cine de arte) ofrece un tórrido análisis en pantalla sobre la vida en pareja, las relaciones sexuales y las pasiones humanas que resulta de altísimo impacto para la audiencia. Por fortuna para los amantes del horror, es su película más gráfica, sangrienta y explícita en todo su catálogo.

Es importante revisar esta película, no sólo por su espléndida directora, sino también porque han pasado 15 años de su estreno, y hoy en día…en una era digital que explosiona mucho más los celos, la envidia y la exacerbación de la propia sexualidad cargada de egocentrismo (ja las selfies, por ejemplo)…Trouble Every Day se antoja mucho más vigente que nunca, créanme. Es además una de las mejores películas de cine extremo francés, si quieres conocer más de ese “movimiento”, da click aquí.

2.Antropophagus (1980)

Mucha gente, infinidad de fanáticos del género, se levantaron diciendo que A Serbian Film había cometido un acto brutal en contra de un recién nacido…hubo trifulca en Internet, algunos decían que era un acto atroz y que no debería ser permitido, otros decían “a mí no me espantó nada…” y así sucesivamente. Lo que pocos sabían es que ha habido peores cosas que le han sucedido a recién nacidos en el cine de terror, y Antropophagus lo reafirma.

En 1980 era aún más difícil pasar por alto una escena de violencia a un feto o recién nacido. En la escena más brutal de la película, el caníbal protagonista asesina a una mujer embarazada, le saca el feto y le da un sólido mordisco a la criatura…¡tienen que verla! Me parece una de las mejores películas de caníbales que haya existido – la enlistamos en el Top 10 de películas de caníbales ya hace tiempo, aquí, y es muy desafortunado que muy pocas personas realmente le dan crédito, muchas ni siquiera la conocen.

3.Splinter (2008)

No podría recomendar más y más esta película como gran exponente del género Body Horror, es un crimen que tenga tan poca audiencia hoy en día y que no reciba suficiente exalto. Splinter nos transporta a un minisuper – digamos un oxxo, para los que estamos en México-, y es ahí donde se desenvuelve toda la película, llevándonos de la mano con un par de protagonistas que se ven atacados y acechados por un parásito que consume cuerpos humanos, no sin antes intentar utilizarlos como arma letal. Esta película es magnífica en su desarrollo y en la manera de tratar a sus personajes que, gracias a que son tan pocos, resultan un agasajo el ver sus acciones y consecuencias en pantalla.

Tenemos que volver a ver esta película, pues a pesar de ser reciente – está por cumplir 7 años- es una película que muy poca gente reconoce y aprecia, lo cual me parece un crimen dada la altísima calidad de la producción. Si no la han visto, denle una oportunidad, si ya la vieron, recomiéndela y véanla una vez más.

4. Scream (1996)

Este 2016 la película cumple 20 años, ya con eso se justifica mi elección. Scream ocasionó el renacimiento del género slasher, desafortunadamente esto no significó películas de altísima calidad y de grandes muertes originales, al contrario, fue gracias a ella que vimos el nacimiento de sagas como Leyenda Urbana, Todavía se lo que hicieron el verano pasado, Un San Valentín de muerte y todas esas porquerías.

Pero Scream por sí sola es uno de los más grandes tributos al cine de terror clásico. Wes Craven abre la posibilidad de auto-crítica invitando también al cine de sus colegas a esta gran sátira, con guiños clarísmos a películas como Psycho, Halloween, Prom Night y Friday the 13th, este célebre director logró aglomerar a todas las reglas, clichés y estructuras del género y presentarlas de una manera entretenida y francamente brutal. Eso es otra cosa, si no han visto la versión sin censura, búsquenla, la experiencia cambia abruptamente y la mejora considerablemente entre tripas y cabezas aplastadas. Finalmente, Scream es una película hecha por un fanático del género PARA los fanáticos del género, si eso no es admirable por si solo, no sé que sí lo es.

5. Murder Party (2007)

Definitivamente una película fuera de lo común, extremadamente divertida y, lo más importante, extremadamente sangrienta y brutal. Murder Party es una burla hacia el arte contemporáneo, también hacia la pobre mentalidad adolescente y, finalmente, una sátira completa de incontables películas de terror. Llena de clichés que se siguen repitiendo hasta hoy en día – y que por ello vale la pena revisar-, Murder Party garantiza hora y media de sangre y un par de risas incómodas.

En la noche de Halloween, nuestro protagonista (un tipo solitario y perdedor) encuentra una invitación a LA fiesta de noche de brujas, una reunión que promete diversión y locura. Su sorpresa es grande cuando se da cuenta que, todos los asistentes a esta fiesta, están buscando a una víctima para torturar y matar en nombre del arte “performance”, y todo aquello contemporáneo. Claro, su plan se viene abajo cuando una de las “artistas” se muere por comer pastel de calabaza y se desmaya justo en el lado filoso de un hacha.

No es una gran obra de arte, pero tampoco pretende serlo, es simple diversión con grandes secuencias de violencia gratuita y mucho gore. Y con una crítica interesante a todo ese arte que hoy en día atrae a tanta gente, el sobreusado “performance”.