Plegarias Lex Rangel y JR Chavez

Lo he buscado desde hace días. Ahora las pistas me han conducido hasta este lugar. A oscuras lo encuentro hincado en el centro de la habitación vacía, con los dedos de las manos entrelazados a la altura de sus ojos.

Ahí está.

Si el Dios al que le reza existe, entonces algo extraordinario debe suceder, pues estoy por asestar el golpe que terminará con mi tarea.

A pesar del ambiente frío, una gota de sudor recorre mi espalda, provocando un escalofrío que hace temblar cada músculo de mi cuerpo. Ya he hecho esto en repetidas ocasiones, pero aun así mi rostro, al igual que mis manos, suda.

Con fuerza, apunto el cuchillo directo a su delgado y joven cuello. Si me ha escuchado, no lo sé. ¿Sabe de mi presencia? Estoy seguro que sí. Sin embargo no se ha movido, creo que la fe en su Dios es grande y la demuestra con seguridad impasiva ante mi presencia.

Mi mano, firme, se eleva sobre mi cabeza, sostengo la respiración, mis pies se anclan al suelo, fijo la mirada sobre esa arteria azul palpitante que sobresale de su cuello y se pierde bajo su pequeña oreja. Cuando mi mano comienza a descender formando el arco mortal, el niño al que va dirigida la estocada voltea a verme. Aunque sé que es falsa, su mirada suplicante provoca que el cuchillo resbale de mi mano.

Justo entonces reconozco lo que pasa. Su Dios respondió de inmediato a su plegaria. Ahora mi error le dio tiempo de huir, el niño se ha perdido entre la oscuridad de las habitaciones contiguas. He fallado en mi tarea y ahora él tendrá tiempo para seguir haciendo su demoníaco trabajo.

Resulta que Lucifer también es Dios de algunos.

———

Lex Rangel Muñoz (Originario de Delicias, Chihuahua, radicado por el momento en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, nacido hace más de 30 años): desde chico encontró placer en el cine y la literatura. Ese gusto se encaminó por el género de terror, principalmente por los zombies y el escritor Stephen King. Forma parte del grupo Sueños Guajiros Cinematografía y Destructive Testing, con quienes ha enfermado más su mente participando, escribiendo guiones y en la producción de cortometrajes; actualmente se dedica a escribir cuentos cortos de terror, donde plasma muchos de sus sueños, deseos y miedos.

Ilustración: JR CHÁVEZ.

Share: