Sí, ese es el título completo. Es algo muy de Universal en México, el poner títulos un poco largos en donde tal vez no son necesarios. Siempre recuerdo Scott Pilgrim vs. The World, que en este país se llamó Scott Pilgrim contra los Ex de la Chica de sus Sueños. No es broma, ese es el título oficial aquí.

Warcraft (9)

Nunca he jugado Warcraft.

Era algo que pensaba cuando llegó la invitación de prensa. “Nunca he jugado Warcraft y soy un fracaso”. Verán, hay cosas que un “nerd” o un “geek” debe chequear de su lista, para que le pueda llegar su credencial laminada y su certificado de autenticidad por correo, con la firma original de personajes como Gene Rodenberry o Carl Sagan. Y si no lo haces, eres una vergüenza absoluta.

Bromeo, desde luego. No es requisito, pero me gusta estar informado antes de ver una película, por lo menos una que voy a reseñar. Cuando vi Guardianes de la Galaxia, lo más que sabía es que uno de los personajes era un mapache parlante y eso por las mismas noticias acerca de la producción. La disfruté mucho, me enteré de los guiños a la saga después y la disfruté un poco más.

Pero entrando a la sala, seguía pensando “Nunca he jugado Warcraft”.

Tal vez ustedes estén en el mismo dilema que yo. Si es así, lo más probable es que relacionen el nombre con el MMORPG (massive multiplayer online role-playing game), excepto que ese es WORLD of Warcraft. La diferencia está en que los primeros juegos se trataban de atacar, defender o expandir tus fuerzas en tiempo real (un RTS), como Age of Empires StarCraft, mientras que World of Warcraft es un mundo al que puedes regresar una y otra vez, esta nutrido por millones de jugadores y no necesariamente tienes una “misión” definitiva.

Seguramente, decenas de editoriales alrededor del mundo enviaron a las funciones de prensa a alguien sí jugó o juega alguno de los títulos, porque alguien más “no le va a entender”. Obviamente, cometieron un error. Pero hablaré de ello más adelante.

Warcraft (1)

En Warcraft (me niego a escribir ese título tan largo cada vez), Azeroth, el mundo de los humanos, vive en paz, tanto que el Guardián del reino, un mago muy poderoso, no se ha hecho presente por seis años. Entonces, un portal misterioso se abre en un bosque y a través de ello, marcha un ejército de orcos, que provienen de Draenor, un mundo que está casi muerto. Al frente se encuentra  Gul’dan, un hechicero que mediante el uso de la fel, una energía descrita como vil, está acumulando poder al absorber la fuerza vital de todo aquél que considere prescindible, además de que es la causa de que el mundo de los orcos esté muriendo.

Al conflicto se unirán Garona, quien aparentemente es una híbrido de orco y humano, Anduin Lothar, líder de la Alianza, Khadgar, un joven mago, Durotan, el jefe de uno de los clanes de orcos y Medivh, el Guardián del reino.

Warcraft (7)

La película

Es aquí en donde regresamos al punto de preguntarnos si tienes que ser un experto en la mitología de Warcraft para disfrutar de la adaptación. La respuesta corta es “no, pero ayuda bastante”. La razón es que un blockbuster de verano no puede exigir que seas un experto en el canon del trabajo en el que está basado ¿Por qué? Bueno, porque un filme de este tipo tiene que ser disfrutado por todos, tanto aquellos que han jugado los juegos y todas las expansiones como por los que no tienen idea de que existen los videojuegos. A pesar de que WoW tiene 100 millones de usuarios, el público al que llegan los éxitos del verano es mayor, así que hay que hacer que la historia sea atractiva para todos.

Y de hecho, lo es. No hay un momento “aburrido” en la película, ni necesitas de grandes explicaciones para disfrutarla. Sabes que los personajes se debaten entre sus decisiones personales y el bien mayor, que hay algunos que son decididamente malvados y que otros son los héroes que intentarán salvar a los más débiles. Además, de una manera o de otra, ya estamos habituados a estos escenarios fantásticos, llenos de elfos, enanos, orcos e hipogrifos, gracias a juegos como Dungeons & Dragons y sagas como El Señor de los Anillos. 

Mención aparte y puntos extra merece el diseño de personajes generados por computadora. A pesar de que los primeros avances no se veían particularmente espectaculares, el producto final es muy satisfactorio. Es sencillamente extraordinario ver todos los detalles de la piel de los orcos, por ejemplo. En ningún momento, el ambiente se siente saturado o plástico, como, digamos, en 300Furia de Titanes.

La película se asume a si misma como un relato mágico lleno de los arquetipos que conocemos: el rey bondadoso, el mago impaciente, el guerrero con una historia trágica, el villano hambriento de poder. No hay “giros de tuerca” sorprendentes y no los necesita.

Warcraft (10)

Sin embargo

Pero sí tiene varios problemas. Uno de ellos, es la gran cantidad de personajes, ya que por momentos, muchos de ellos simplemente desaparecen de la trama. El segundo al mando de Lothar es un ejemplo de ello. Ahora lo ves, ahora no lo ves. Es más, los reto a que recuerden su nombre al terminar la función.

Otra cuestión tiene que ver con la muerte de los orcos, ya que cada vez que sucede una, pareciera que pierden toda esa riqueza visual y esa masa virtual que poseían durante los enfrentamientos. Las criaturas caen y pareciera que fueron despojados de su peso, que se volvieron simples cascarones.

Y tal vez el problema más notable es el de esa experiencia previa con los juegos. El espectador promedio, en algunas escenas, notará que los personajes hacen hincapié en la situación, para hacerla sentir significativa. Sientes que tal vez habrá una explicación, pero nunca llega: son guiños para los jugadores. En principio no está mal el añadirlos, pero la falta de explicación podría alienar a los que no conocen el videojuego, particularmente con la escena extra, que sucede antes de que avancen los créditos. Obviamente, pregunté a algunos amigos que ya vieron la película en Estados Unidos y, en efecto, establecen parte de la historia por venir.

Warcraft (8)

Hablando de eso, es probable que sientan que esta es una enorme precuela, que sirve para preparar a la audiencia para una secuela todavía más grande. Al principio, en Estados Unidos, eso no se veía posible, porque los números no eran nada promisorios: 22 MDD en su primer fin de semana. Sin embargo, en China, se llevó más de 90 MDD en el mismo periodo. Al momento de escribir estar reseña, ha recaudado 308 MDD a nivel mundial, a una semana de su estreno y a dos días de presentarse en la mayor parte de América Latina. Nada mal para una cinta cuyo presupuesto fue de 160 MDD.

El veredicto

No es el monstruo horripilante que pintan los agregadores de reseñas de películas, de ninguna manera ¿Tiene momentos en la trama en los que puedes adivinar qué va pasar con ciertos personajes? Sí ¿Es aburrida? No. Salvo por un par de momentos, los espectadores ajenos a la saga no se sentirán perdidos. Los fans encontrarán todas las referencias y empezarán a especular acerca de la secuela y en dónde podría estar situada. En general, es el típico blockbuster de verano, con secuencias de acción, un poco de romance, aventuras, héroes y villanos. Ideal para comer palomitas y tomar partido por la Alianza o la Horda, justo como en el juego.

Y, finalmente: es sorprendente ver una película basada en un videojuego que no nos haga sentir que queremos sacarnos los ojos.

Warcraft: El Primer Encuentro entre Dos Mundos se estrena hoy.

Warcraft (6)

Dulcería

Origen Si crees que la película está basada en World of Warcraft, no es así. De hecho, está inspirada en Orcs & Humans, el primer juego de la saga. Muchos de los conflictos que aparecen en el resto de los juegos, comienzan aquí.

Spaceman La película es dirigida por Duncan Jones, de la genial Moon e hijo de David Bowie.

Expansión Warcraft tiene cuatro juegos principales. World of Warcarft, el más famoso, tiene 100 millones de usuarios registrados.

Criaturas fantásticas Bill Westenhofer, el supervisor de efectos visuales, es jugador de World of Warcraft

Predicador Dominic Cooper y Ruth Negga son los reyes de Azeroth e interpretan a Jesse Custer y Cassidy, respectivamente, en Preacher, la serie de AMC basada en los cómics de Garth Ennis y Steve Dillon.

 

Share: