Por David Infante

Gracias a la mutación tecnológica, pasamos de las viejas tradiciones de reunirse escuchar la radio que nos relataba la banda senil a la era del prosumer. En aquellas épocas las familias se reunían alrededor del aparato receptor a escuchar todo tipo de historias. Desde radionovelas, cuentos y emisiones que transportaban a cada radioescucha a una sitio muy personal. Cada quien le ponía el rostro y escenarios que imaginaba. Al estilo “Inception” construían su propio sueño, eran arquitectos de su imaginación. Esa tradición no está extinta, porque tal vez cambien los formatos pero no la creación de contenidos.

relatos

Portada Relatos de Terror

“El miedo no se define… se siente”, es el slogan con el que se presenta el podcast del cual les quiero hablar. Es de origen Español y se llama “Relatos de Terror”. Recién comencé a descargar este ejercicio que comenzó a transmitirse en diciembre del 2012 y cuenta ya con 45 episodios publicados. Este podcast se origina de un programa dirigido por un tío llamado Iker Jiménez para cadena Milenio 3 de España y es escrito por Teo Rodriguez. Es de agradecerse, escuchar historias (que van desde un par de minutos hasta un cuarto de hora), que sean interpretados por actores pros del doblaje gachupín, además de vestir las historias de buena forma aderezada con efectos de sonido y musicalización, logran transportar al escucha y ambientar el lugar donde acontece el relato hasta que incluso sientes que se te encuera el chino.

teo_rodriguez

Teo Rodriguez

Como complemento de los episodios, este podcast es una máquina del tiempo que nos regresa al pasado. Nos invita a escuchar relatos de terror en versión catellana o “española”, que además le dan un buen toque y estilo muy particular. Tal vez sea una postura un tanto malinchista, pero escuchar en el zapping de la radio nacional las historias de la gente que marca a la eterna “Mano peluda” para contar en los mismos relatos de siempre, ya no me satisface, oír el ya clásico “En serio, estaba en mi cuarto y que se me sube el muerto”, o “hijoles que veo una sombra y me saco el susto”, es fatal, eso sí que es de terror.Sin embargo escuchar esas terroríficas historias interpretadas por profesionales, me recuerda a estas cabinas de efectos especiales de los treinta o cuarenta, llenas de artefactos aparentemente inservibles que hacían magia sonora al usarse. Oír este podcast me ayuda a no olvidar aquella profesión de contar historias por la radio pero sobretodo a no perder esa costumbre de imaginar.

> Les dejo aquí la liga del Podcast

 

Share: