Y no, este no es el mundo de Christine de Stephen King. En el terrible futuro de 1999 (ja), hay una escasez mundial de gasolina y es necesario conseguir un combustible alterno. En el caso de Blood Drive, la nueva serie de SyFy, hay algunos que encontraron el sustituto perfecto: sangre.

 

 

Los Angeles, el futuro cercano: el agua es tan escasa como el aceite y el cambio climático mantiene el ambiente a 46°C a la sombra. Es un lugar en donde el crimen es tan libre que solo la peor de las violencias es castigada y en donde Arthur Bailey (el último policía de la ciudad) se encuentra con la más sucia y ruda carrera ilegal de autos en el mundo: Blood Drive. El maestro de ceremonias es una pesadilla vodevilesca, los conductores son enfermos homicidas y los autos corren con sangre humana.

La serie tendrá 13 episodios y se estrena el 14 de junio por SyFy en Estados Unidos. Esperemos que llegue pronto a nuestra región.

Share: