Nos encontramos a un día de que se despejen muchas incógnitas. Y francamente, como aficionado de “hueso colorado” del género, me siento muy preocupado. Los avances del relanzamiento de los monstruos clásicos que nos presentó Universal Pictures allá en el distante 1931, ahora llamado Universo Oscuro, nos promete un espectáculo trepidante y plagado de efectos digitales, protagonizado por la aún redituable estrella Tom Cruise, que apuesta más por una fórmula en deuda con las incontables cintas de superhéroes de Marvel Comics que por convertirse en una heredera de las películas de horror que fueron el cimiento de ese estudio. Aunque del reclutador de talentos mórbidos Dr. Henry Jekyll (Russell Crowe) le da la bienvenida al héroe con la línea con la que el infame Dr. Pretorius (Ernest Thesiger) brindara por el conocimiento impío en La Novia de Frankenstein (James Whale, 1935), nos da la idea que el guión de David Koepp, Christopher McQuarrie y Dylan Kussman tratará de apegarse a las raíces, la presencia del Imhotep que Arnold Vosloo –tal como vimos fugazmente en su segundo tráiler– encarnara en las películas de Stephen Sommers (La Momia, 1999, y La Momia regresa, 2001) nos asegura un vínculo directo con lo que se hizo “recientemente”. Sólo nos resta esperar. Platicaremos más sobre ello la siguiente semana.