Hace unas semanas, Universal anunció con bombo y platillo que le daba el banderazo de salida a su Dark Universe, el sello bajo el cual se estrenarán diversas películas basadas en los monstruos de Universal. De entrada, ya sabíamos que ese era el plan desde que se planeaba la nueva versión de La Momia, pero el estudio decidió mostrar toda la seguridad y presunción del mundo al presentar, además, el logo y nuevos integrantes del Universo Oscuro: Johnny Depp como El Hombre Invisible y Javier Bardem como la criatura de Frankenstein. Hasta ahí, todo iba bien.

Conforme pasaron los días, comenzó el rumor de que La Momia no era la película del verano. Resulta que es verdad. La nueva adaptación es, para ponerlo en una palabra, mediocre.

Regresemos a los 90. Después de la última película de Indiana Jones (porque El Reino de la Calavera de Cristal no existe), Stephen Sommers, el director de la adaptación de The Mummy de 1999, decidió que el mundo necesitaba un poco más de Indy, así que lo separó en dos personajes: el aventurero Rick O’Conell y la tímida arqueóloga blibliotecaria y egiptóloga Evelyn Carnahan. Es decir, dejó a Indy de un lado y a Henry del otro. Involucró de nuevo a Imhotep, como en la película de 1932. La película era todavía un relato trágico de amor a través de las eras, pero ahora con acción y humor. Y nosotros dijimos: ok. Lo acepto. Lo compro. Lo pago. Me lo llevo. Nos gustó la secuela, odiamos la trescuela (o la segunda secuela, como ustedes quieran).

Hay que tomar en cuenta lo anterior para saber que ya nos habíamos enjuagado el paladar. No estábamos esperando una película como las de Karloff y Lee, estábamos completamente seguros de que seguiría el camino anterior. Acción, explosiones, efectos visuales generados por computadora, hazañas imposibles y TOM. CRUISE. CORRIENDO.

Nos encantan las cintas llenas de efectos visuales. Usados de manera correcta, ayudan al cineasta a crear un mundo que habría sido imposible sin ellos. Pacific Rim sería imposible. Star Wars sería un chiste. Sin embargo, lo dulce llega a empalagar.

 

Sinopsis oficial

Tom Cruise protagoniza [1 y 2] la nueva y espectacular versión cinematográfica de la leyenda que ha fascinado a todo el mundo desde el inicio de los tiempos: La Momia.  Olvidada y enterrada dentro de una cripta en medio del desierto, una antigua reina (Sofia Boutella de Kingsman: El Servicio Secreto y Star Trek sin límites), a quien su destino le fue arrebatado injustamente [3], es despertada en la época actual trayendo consigo toda la maldad y terror guardados por siglos aterrorizando a la humanidad.  Desde el desierto del Medio Oriente hasta las modernas calles de Londres, La Momia [4] nos trae una nueva versión que nos transporta a un mundo de dioses y monstruos. Acompañan a Tom Cruise estrellas como Annabelle Wallis (El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada y Peaky Blinders), Jake Johnson (Jurassic World: Mundo Jurásico) y Courtney B. Vance [5 ] (American Crime Story: The people v. O. J Simpson).  El equipo creativo de este proyecto está dirigido por el director y productor Alex Kurtzman, y Chris Morgan, piezas claves de exitosas sagas en los últimos años. Kurtzman ha escrito y producido películas de las sagas Transformers [6]; Star Trek y Misión Imposible, mientras que Morgan ha sido la mente narrativa detrás de la saga Rápidos y Furiosos [7] desde su tercera entrega. Sean Daniel, productor de la reciente trilogía de La Momia, se une a la producción junto a Kurtzman y Morgan.

Eh… un momento

Tomen en cuenta la sinopsis anterior para los siguientes puntos.

  1. Lo importante es la momia ¿No? Está ahí, en el título.
  2. Tom Cruise aparece como Tom Cruise, con una pizca de Han Solo, dos cucharadas de Indiana Jones y unas gotas de las dos horas que el guionista jugó Uncharted 4.
  3. Bueno, es malvada, malvadísima. De hecho, lo mencionan en la misma sinopsis más adelante.
  4. Sí, pero nunca vemos una momia como tal. Más de ello, a continuación.
  5. Totalmente desperdiciado
  6. Eh… yo no estaría orgulloso de haber “escrito” las películas de Transformers
  7. ¿Hay narrativa en The Fast and the Furious? Creí que solo íbamos a verlas para averiguar qué otra cosa absurda e imposible hacen con los autos y ver a Dom Toretto decir “salud, mi familia” con una Corona en la mano.

Pero regresemos al punto: en esta película no hay una momia. Los momentos en los que debería aparecer, la vemos solo entre tinieblas. Después, en momentos que tristemente recuerdan a Suicide Squad, recupera su fuerza… y su aspecto casi normal. Y decimos “casi”, porque durante toda la cinta, Sofia Boutella parece estar en blanco y negro, mientras el resto del mundo tiene color.

Es curioso ver una película de un universo de monstruos y esperar a que alguien aparezca para decirle al personaje de Tom Cruise que es un nerf herder. Sí, the Han Solo is big (not strong) with him. Noten que no hemos dicho nada de su muerte y resurrección porque… todo eso aparece en los tráilers.

 

Su interés romántico, Jenny, interpretada por Annabelle Wallis, tiene la importante función de mencionar el nombre del protagonista siempre que esté pasando algo peligroso. Nick. Nick ¡NICK! Los gritos siguen hasta que llegan al Bureau for Paranormal Research and Defense a Prodigium, una asociación secreta que estudia monstruos. De nuevo, todo ello está en los avances.

Aún así, no es una mala película. Para ser mala necesita tomar decisiones, pero esta cinta no las toma nunca. Desde que comienza, sabemos exactamente qué es lo que va a pasar, cuándo y cómo. No hay sorpresas, no hay suspenso. Es como estar sentado en un parque en un día caluroso. Pasarán los perros. Pasará la gente en shorts. Pasarán algunos con chamarras, porque locos hay en todos lados y, al final, pasará el del carrito de paletas para hacer su agosto.

Hay tres problemas básicos:

  • La película no sabe qué es. No sabe a dónde va. No es una cinta de terror, no es una película de comedia y no es una de acción.
  • El humor no tiene ritmo. En ocasiones, aunque una broma no sea graciosa de origen, si es ejecutada con un ritmo preciso puede funcionar. El mejor ejemplo de ello es el personaje de Jake Johnson. Simplemente insoportable.
  • No se siente el peligro. Si desde los avances te dicen que el protagonista cae con todo y un avión militar, pero revive, entonces el reto ya no es tan grande ¿cierto?

Después de ver The Mummy, quisiéramos que Universal Studios cobrara forma humana, para preguntarle: oye ¿estás seguro que quieres seguir por este camino? ¿Segurísimo?

Pero, de nuevo… no es una mala película. Posiblemente te rías en algún momento. Tal vez suspires en otro. En general, te quedaras con los ojos vacíos frente a la pantalla, saldrás y la olvidarás, hasta que llegue a Netflix o aparezca en TV abierta un domingo por la tarde.

La mediocridad de la cinta no se puede achacar a una sola persona, desde luego. Hay tres culpables directos. Uno: el guionista, que debe escribir una historia suficientemente buena como para que soporte las inevitables revisiones del estudio. Dos: el director, que es responsable de llevar ese ritmo tan necesario en la narración y que debe estar pendiente de que los actores sepan cuándo y cómo decir sus diálogos. Y tres: el productor, que debe estar supervisando a los dos anteriores y proveyendo del ambiente y los recursos necesarios para que todo salga lo mejor posible. Entonces, hay que revisar esa combinación, esas tres personas…

¿Eh? ¿Cómo? ¿Que las tres personas son Alex Kurtzman y que es una especie de productor general de todo el Universo Oscuro?

 

¿A quién vas a llamar?

Vamos, Universal. Puedes hacerlo mucho mejor. De verdad, mucho mejor. Trae a Nacho Vigalondo. Trae a Eduardo Casanova. Agarra a Guillermo del Toro y convéncelo de quedarse. Estás a tiempo. No dejes tu universo expandido en manos del guionista de Transformers: La Rebelión de los Caídos.

 

 

Minucias positivas

Un elemento importante de The Mummy Returns aparece por un segundo

La Criatura de la Laguna Negra y Drácula están presentes, de alguna manera

Minucias negativas

¿Otra vez una cara enojada en la arena malvada voladora?

El final tiene 100% de descaro para establecer el Universo Oscuro y no era necesario: ya nos lo habían dicho

El Universo Oscuro es una denominación correcta si hablamos del futuro de la mitología expandida de los monstruos de Universal, si siguen por la ruta de La Momia.

Share: