Tiene apenas 57 años, pero uno de los directores más prolíficos y controversiales de la historia, Takashi Miike, ya llegó a su película número 100. No es un error: el currículo del cineasta consta de 100 películas.

La nueva cinta de Miike es una adaptación del manga Blade of the Immortal, en el que un samurái es maldecido y, para volver a ser mortal, tiene que matar a 1000 enemigos. El siguiente avance es la versión red band, así que no es seguro para el trabajo.

A pesar de que el número resulta impactante, le faltan algunas películas para alcanzar al francés Louis Feuillade, el director más prolífico de todos los tiempos, con 686 títulos en su haber. De cualquier manera, Miike ya prepara su película 101 para 2018: Laplace’s witch, basada en la novela del mismo nombre.

Share: