Por Eric Ortiz García

El show inaugural de Mórbido 2017

El centro de la Ciudad de México fue el escenario para un festejo más que merecido: Mórbido Fest cumplió su primera década, establecido ya como un evento referente para los creadores y seguidores del cine de género.

La noche inaugural de la décima edición prometía el encuentro con dos leyendas vivas del cine americano, el productor/director Roger Corman y la actriz Barbara Crampton, pero antes el festival le ofreció al público del Teatro Fru Fru un espectáculo que versó sobre el significado de una palabra: celebración.

El director de Mórbido, Pablo Guisa, hizo referencia a varias de las cuestiones que suelen ser motivo de celebración; desde la vida misma – representada tanto por el culto al Sol como por una mujer dando a luz -, el matrimonio, el inicio de la primavera y el otoño, y dado que estamos en México, la muerte.

Para ello, Guisa cambió de atuendo sin parar, primero caracterizado como un japonés, luego como un doctor y un sacerdote. Ciertamente cada bloque de celebración tuvo su toque mórbido y se pudo apreciar un homenaje al bebé monstruoso de la cinta de culto It’s Alive de Larry Cohen, un vals con una calavera como novia, y un pequeño diablo que fungió como ayudante del maestro de ceremonias.

Empero, durante la ceremonia el terror no estuvo peleado con el júbilo. Para darle la bienvenida a una época que, por obvias razones, no es de su agrado, Guisa contó con la presencia de la cantante Regina Orozco, quien le dedicó una canción a “La maldita primavera”. También hubo tiempo para un baile al ritmo de “La vida es una tómbola”, además de que no faltó el pastel y el gran adorno conmemorativo por los 10 años del festival.

Lo más emotivo del show vino con el homenaje a las personalidades que se nos adelantaron en el camino. Maestros como George A. Romero, Tobe Hooper, Martin Landau y Umberto Lenzi fueron mencionados en el obituario, el cual llegó a un instante muy personal cuando fue recordado el señor Carlos Guisa Hohenstein, padre de Pablo y una gran fuente de inspiración para Mórbido.

Los homenajes a Roger Corman y Barbara Crampton

Luego de un breve intermedio, los asistentes del Teatro Fru Fru regresaron a sus asientos para presenciar dos momentos históricos. La actriz Barbara Crampton fue la primera homenajeada de la noche, en gran parte por sus diversas colaboraciones con el legendario cineasta Stuart Gordon: Re-Animator, From Beyond (la cual será proyectada durante el segundo día de Mórbido), Castle Freak y Space Truckers. Crampton, de 58 años, debutó en el cine bajo la dirección del mítico Brian De Palma (Body Double) y recientemente ha trabajado con directores de género contemporáneos como Rob Zombie (The Lords of Salem), Adam Wingard (You’re Next) y el invitado de Mórbido, Ted Geoghegan (We Are Still Here).

Guisa, caracterizado como el Dr. Carl Hill de Re-Animator, y un actor disfrazado del protagonista del mismo filme – Herbert West (originalmente interpretado por Jeffrey Combs) -, le otorgaron a Crampton el galardón por su trayectoria. La actriz dijo estar agradecida por haber recibido un premio con forma de cabeza por parte de otra cabeza, refiriéndose al doctor de Re-Animator.

Finalmente, llegó el momento de recibir en el escenario al maestro Roger Corman. Un video fungió como una breve introducción a su inmenso legado, enfocándose particularmente en sus cintas inspiradas en la obra de Edgar Allan Poe y protagonizadas por Vincent Price, y por su puesto en su trayectoria como productor de una impresionante variedad de películas, como Death Race 2000 y Rock ’n’ Roll High School; no por nada en esta segunda parte del video se pudo escuchar un tema de los Ramones.

Corman – fundador de la “escuela fílmica” de la que se graduaron talentos como Jack Nicholson, Martin Scorsese, Joe Dante, John Sayles, Ron Howard y James Cameron -, se convirtió en el primer “doctor horroris causa” de Mórbido, recibiendo esta distinción por parte de Guisa en el rol de Vincent Price en The Masque of the Red Death. El veterano Corman, de 91 años, concluyó la velada con una frase contundente: “Mórbido se ha convertido en el mejor festival de cine fantástico y de horror en Latinoamérica”. ¡Quedan invitados a comprobarlo durante los próximos 10 días!

Share: