Uno de los actores de presencia más dominante en el cine fue sin duda R. Lee Ermey. Su actitud le valió el ser encasillado en papeles de figuras de autoridad, sobre todo militar. Pero eso no fue tan malo como suena: cada una de sus apariciones garantizaban un momento lleno de intensidad y presencia.

En el mundo mórbido, Ermey participó en una buena cantidad de cintas: el remake de 1993 de Body Snatchers, apareció en Se7enThe Frighteners y series como The X Files, siempre con ese porte intimidante que llenaba las pantallas.

Sin embargo, su papel definitivo y por el que se le recordará eternamente, es el del Sargento de Artillería Hartman, en Full Metal Jacket, una de las obras maestras de Stanley Kubrick que, a la fecha, nos estremece por el nivel de las actuaciones de cada uno de los actores. Imaginemos, entonces, que en el más allá, Ermey sigue dando órdenes a diestra y siniestra.

R. Lee Ermey tenía 74 años.

Share: