Por seis décadas, la siempre hermosa Julie Adams estuvo activa en las pantallas de cine y televisión.

La actriz inició su carrera en 1950. Poseedora de “las piernas más simétricas del mundo”, fue en 1954 cuando se volvió inmortal, al interpretar a Kay Lawrence en Creature of the Black Lagoon. La película, que fue una suerte de versión de La Bella y la Bestia comenzó su génesis cuando el legendario cinematógrafo mexicano Gabriel Figueroa comentó a William Alland (quien eventualmente produciría la cinta), que existía una leyenda en las Amazonas que hablaba de criaturas mitad humano, mitad pez. Ben Chapman y Ricou Browning interpretaron al “hombre con agallas”. Julie Adams fue elegida para ser la dama en apuros.

Adams nunca dejó de trabajar. En el imaginario mórbido, una de sus últimas apariciones fue en Lost, la emblemática serie de TV. Al morir, Julie Adams teía 92 años.

 

Share: