Si hay algo que mantiene a raya nuestros demonios internos y nuestros miedos más profundos, es la realidad. Desde niños, aprendemos a que lo real, lo táctil, puede ser la barrera impenetrable que nos salva de lo que nos espera en la oscuridad. En Aterrados, la muralla se mantiene firme por unos segundos, para desintegrarse por completo por una sucesión de fenómenos paranormales que no tienen fin.

Tráiler

https://youtu.be/uvB9vjGdZs4

Sinopsis

Gente que desaparece. Muertos que vuelven de sus tumbas. Voces en los drenajes de agua. El Comisario Maza tratará de dar una explicación a estos hechos que azotan un barrio de Buenos Aires. Junto a los investigadores paranormales Allbreck, Jano y Rosentock, tratarán de develar el misterio antes de que el mal destruya la existencia de la sociedad humana tal como la conocemos.

Reseña

Situada en un barrio de Buenos Aires, Aterrados, de Demián Rugna, pareciera comenzar como comienzan los sueños, justo en mitad de la trama. Lo que muchas veces no tomamos en cuenta al soñar, es que las historias pueden convertirse en pesadillas en cualquier momento y que muchas veces, el correr o intentar defenderte solo te hunde cada vez más en las arenas movedizas.

¿Cómo describir Aterrados, más allá de su sinopsis? La película, que fue parte de la selección oficial de Mórbido Fest 2017, es una terrorífica experiencia que, por momentos, parece que dará tregua a los atormentados personajes que la conforman. En una de las secuencias, uno de ellos, que está experimentando una invasión paranormal en su propio hogar, se refugia de manera instintiva bajo sus propias sábanas, un símbolo eternamente presente desde nuestra niñez: el mal no puede alcanzarte bajo esa barrera impenetrable. Es un mundo táctil, real, tangible, que mantiene a raya a los espectros. O por lo menos, eso es lo que esperamos.

La cinta se mueve entre esa realidad que podemos tocar y el mundo que se esconde en las penumbras, pero a veces, la oscuridad gana. La pesadilla no termina cuando despertamos y simplemente entramos a otro nivel de locura del que es todavía más difícil, si no es que imposible, escapar ilesos.

Al poner un pie en el mundo de la oscuridad, los personajes pierden ese desesperado contacto con el mundo real. Un ruido en la casa se convierte en una muerte dantesca. Un susurro es la confirmación de que hay algo más allá de la vida y que no necesariamente es bueno. Nuestros pilares de fuerza, representados en la historia por un comisario de la policía bonaerense y por expertos en fenómenos paranormales, no siempre tienen las respuestas que pueden librarnos de ese estado de terrible ensueño y son arrastrados junto con nosotros.

El diseño de producción y los efectos visuales son clave para poder mantener ese estado de pesadilla a lo largo de toda la película. Cada uno de los personajes muestra un desesperado impulso por despertar, por poner los pies en la tierra, pero la presencia de fantasmas, seres descarnados y el cadáver de un niño, no se los permiten. Aterrados no es solo una historia de horror, sino lo que pasa cuando el abismo te regresa la mirada. Ideal para verla de noche y preguntarse, al final, si de verdad conocemos la realidad.

Aterrados se estrenará de manera comercial el próximo 14 de febrero en salas seleccionadas. Cabe mencionar que Guillermo del Toro producirá una versión en habla inglesa y que el propio Demián Rugna regresa a la silla del director.

Aterrados (2017)

Dirigida por Demián Rugna

Protagonistas  Maxi Ghione, Norberto Gonzalo, Elvira Onetto, George Lewis, Agustín Rittano

Share: