Por Luis Morín

En 1996 BBC Two transmitió la miniserie Neverwhere. La idea surgió de una plática entre el autor Neil Gaiman (Sandman) y el actor Lenny Henry (Harry Potter and the Prisoner of Azkaban), sobre un posible programa de televisión sobre tribus de los vagabundos de Londres. Después de pensarlo por un tiempo, Gaiman comenzó a escribir el guión.

Modificaciones al guión, cambios en el formato e incluso en el tratamiento de la imagen y dirección del proyecto, dejaron a Gaiman muy insatisfecho con el resultado que llegó a la audiencia. Fue entonces cuando decidió retomar su guión original y convertirlo en una novela literaria que se publicó el mismo año. Estos cambios y el no estar sujeto a reglas o limitaciones técnicas propias del medio televisivo, le dieron la oportunidad de ir más allá con los escenarios, la duración y la complejidad de la historia.

Neverwhere cuenta la historia de Richard Mayhew, un joven modesto de provincia que se muda a Londres para llevar una vida bastante común, con un un trabajo común, junto a una exigente prometida. Una noche todo cambia mientras caminaban a una cena con su jefe. En el camino, encuentran una niña lastimada y mientras Richard se detiene a ayudarla, pide a su acompañante que siga sin él. Es en este momento su vida se transforma y deja de ser común.

Después del encuentro, para el resto del mundo, parece que Richard Mayhew nunca existió. Sus compañeros del trabajo lo desconocen, su departamento está ocupado por otras personas, su cuenta bancaria nunca fue abierta, es más, ni los taxis se detienen a recogerlo. Todo esto lo obliga a vivir en el Londres detrás de Londres, un lugar llamado London Below. Una ciudad entre sombras, con monstruos, asesinos, ángeles y santos, que existe en el laberinto que forman los túneles de metro, el drenaje y los callejones.

Sin darse cuenta, Richard llegó a un mundo diferente ubicado debajo de la realidad que conocemos. La niña que lo ayudó, Door, es poderosa y parte de la nobleza de London Below. Ella tiene que encontrar a los asesinos de su familia y se apoyará del nuevo habitante para hacerlo.

Gaiman juega con los nombres de monumentos, estaciones de metro y lugares emblemáticos de la ciudad, a veces tomándolos de manera literal y otras transformando las palabras en otras similares fonéticamente, para después darles ese tono literal. Knightsbridge, por ejemplo, lo convierte en Night’s Bridge, un lugar done la oscuridad juega un papel primordial para la supervivencia.

Neverwhere ha tenido varias adaptaciones. En 2005 Vertigo Comics hizo una adaptación al arte secuencial, en 2010 fue montada como obra teatral en Chicago y en 2013, BBC Radio 4 transmitió una remediación.

Les dejo un video del creador hablando sobre su proyecto:

[embedplusvideo height=”281″ width=”450″ standard=”http://www.youtube.com/v/omPseE4RH4Q?fs=1″ vars=”ytid=omPseE4RH4Q&width=450&height=281&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=” id=”ep2466″ /]

Comments are closed.